Un cargo del Ayuntamiento de Leganés denuncia en Comisaría una presunta agresión del portavoz y un edil de ULEG

Publicado 05/03/2018 18:23:01CET

Carlos Delgado (ULEG) niega los hechos y dice que es una "denuncia preventiva" por presuntas irregularidades detectadas en los documentos que estaban revisando en el despacho del director

LEGANÉS, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director general de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Leganés, Javier Márquez, ha interpuesto este lunes en la Comisaría de Policía Nacional una denuncia por presunta agresión contra el portavoz de Unión por Leganés (ULEG), Carlos Delgado, y el edil de esta formación Carlos Aranzana, extremo que han negado los ediles independientes, quienes han adelantado que a su vez emprenderán acciones contra Márquez por "falsa denuncia".

Los hechos han acontecido este lunes, cuando se ha producido un presunto encontronazo entre ambas partes durante la revisión de unos documentos por parte de los dos concejales en el despacho del director general.

Según la denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, Javier Márquez ha denunciado que, sobre las 12:40 horas, los ediles independientes han estado en su despacho para revisar unos documentos sobre la construcción de un parking.

El director general argumenta en su denuncia que, desde un primer momento, "han tenido una actitud hostil y chulesca" llegándole a decir que es "un chanchullero, un sinvergüenza y un corrupto".

Márquez había puesto reparos a mostrar el documento porque no es oficial y porque contiene anotaciones a mano. En ese momento, según la denuncia, Delgado y Aranzana levantaron el tono de voz y adoptaron "una actitud más violenta".

FOTOGRAFIAR DOCUMENTOS

En ese momento, los independientes sacaron sus móviles para fotografiar los documentos, y el director general les dijo que no podían hacerlo al tiempo que intentó cubrir los papeles. Tras ello, Delgado inició supuestamente un forcejeo con el denunciante causando la pérdida de equilibrio de éste, que "cayó al suelo" golpeándose con una silla y una mesa.

Cuando se reincorporó del suelo, Márquez protegió los documentos y, según su versión, volvieron a intentar arrebatárselos, antes de invitar a los dos ediles a abandonar su despacho.

Minutos después, el edil se dirigió al centro médico de Leganés Norte. Según el parte médico, presenta "equimosis con piel intacta en área dorso-lumbar izquierda en área de 4X4 cm, contractura de musculatura paraespinal de la zona".

Además, tiene un "hematoma de gran tamaño que abarca todo tercio medio de la cara dorsal del antebrazo". El parte continúa: "Piel intacta. Movimientos pronosupinación conservados y dolorosos, no deformidad ósea, ligero síndrome de comportamiento con parestesias en 4 últimos dedos, pulso cubital y radial conservados todos en extremidad superior derecha".

ULEG ASEGURA QUE NO HAY AGRESIÓN

Frente a ello, Delgado y Aranzana han asegurado que no se ha producido tal agresión y que interpondrán a su vez otra denuncia por su parte en la que acusan al director general de "falsa denuncia".

Carlos Delgado ha revelado que han sido ellos los que han avisado a Policía Nacional cuando el director general de Sostenibilidad del Consistorio no les ha permitido fotografiar los documentos.

De hecho, ha manifestado que uno de los agentes policiales que se han personado en el despacho ha confirmado que "estaba todo bien" y que no había indicios de que el altercado hubiera pasado a mayores.

"Nosotros nos ponemos a hacer la foto y él se levanta y nos arrebata el papel a la fuerza. Llamamos a la Policía y ha venido, y pueden confirmar que no ha habido agresión", ha señalado el concejal.

Delgado ha aseverado que Márquez se ha puesto "nervioso" cuando, en la revisión del documento, han comprobado que había anotaciones que no se correspondían con las que vieron hace unos meses, en una revisión inicial del expediente, lo que les induce a pensar que podría haber una presunta falsedad documental.

Por ello, el portavoz de ULEG ha calificado como "denuncia preventiva" la medida adoptada por el director general de Sostenibilidad.

Mientras, el alcalde y secretario general del PSOE de Leganés, Santiago Llorente, ha expresado su apoyo a Javier Márquez. "Estamos hartos de sus chantajes, insultos e intimidaciones constantes", ha señalado en alusión a ULEG.

"En política no vale todo y si esta formación cree que puede saltarse la Ley y amedrentarnos con sus formas, aquí estamos todos para lograr una ciudad mejor y para trabajar por los vecinos, pero no para aguantar amenazas y mucho menos agresiones físicas", ha destacado.

Por su parte, el PSOE-M ha expresado su "más rotunda condena a la agresión" de su "compañero" y ha señalado que "la violencia nunca es la solución".