Carmelo Gómez y Silvia Abascal, juntos por primera vez en un escenario para autodestruirse en 'Días de vino y rosas'

 

Carmelo Gómez y Silvia Abascal, juntos por primera vez en un escenario para autodestruirse en 'Días de vino y rosas'

Actualizado 04/12/2008 20:11:33 CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los actores Carmelo Gómez y Silvia Abascal se suben por primera vez juntos a un escenario en 'Días de vino y rosas', una adaptación teatral de la película que dirigió Blake Edwards en 1962, protagonizada por Jack Lemmon y Lee Remick, sobre el amor destruido por culpa del alcohol. Dirigidos por la británica Tamzin Townsend, la obra se estrenará a mediados de enero en el Teatro Lara de Madrid.

Silvia Abascal confesó, en una entrevista con Europa Press, que cuando Carmelo Gómez le llamó para hacer este papel y le envió el texto, dejó el resto de proyectos aparcados para dedicarse de lleno a la obra. "La dificultad de esta adaptación es que estamos solos en el escenario y no contamos con el entorno social y laboral que rodea a los personajes de la película de Edwards y eso hace que lo tengamos que expresar todo en nuestra actuación", destacó la actriz.

Para preparar su interpretación, ambos actores han visitado durante un mes reuniones de Alcohólicos Anónimos. "Ha sido una experiencia reveladora", sentenció Gómez quien confesó que después de conocer los casos de esta gente, ha dejado de beber lo poco que bebía. "La realidad supera con mucho a la ficción; hay que entender que, como les sucede a nuestros personajes, la botella se acaba convirtiendo en lo más importante de sus vidas, por encima incluso de sí mismos, de su pareja y de su familia", comentó.

EL ALCOHOLISMO Y SUS MOTIVOS

La actriz añadió que "el alcoholismo es una enfermedad en la que todos podemos caer sin darnos cuenta y que mucha gente padece sin reconocerlo". Para Gómez, "el problema es que el alcohol es como una tarántula, un alien que se apodera de uno y no le deja ser quien es, robándole la personalidad".

"Creo que lo más complicado es llegar a entender las motivaciones que llevan al personaje a convertirse en un alcohólico y lo que eso lleva consigo: engaños, mentiras, echar la culpa siempre al otro y todo ese mundo de pasiones contradictorias en las que se encuentran inmersos", apuntó Gómez.

Sin embargo, el actor destacó que "si se sustituyese el alcohol por cualquiera de las idioteces que muchas veces nos creamos nosotros mismos y que nos hacen destruir nuestra relación con una persona, lo esencial de la función permanecería intacta porque, en el fondo el ser humano está lleno de adicciones autodestructivas".

Abascal elogió a su directora, Tamzin Townsend, con quien ya había trabajado en el montaje de 'Historia de una vida' en 2005. Para Gómez, "Townsed es práctica y está tratando de llevar el drama de la manera más objetiva posible. Creo que es muy clara y le sirve de espejo para que se mire en él el actor, algo no muy común en los directores actuales".

El actor apuntó que entre sus proyectos más recientes se encuentra el estreno en abril de 'Agallas', una película que rodó en verano junto a Hugo Silva, que se adentra en el tema del narcotráfico. Por su lado, Silvia Abascal comentó que se siente "muy satisfecha" con la serie 'Acusados', un thriller psicológico que protagonizará junto a los actores Blanca Portillo y José Coronado y que se emitirá en Telecinco a partir de enero de 2009.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies