Casanova (Baraka) quiere que el Edificio España rehabilitado sea como "darle al reloj hacia atrás 50 años"

Trinitario Casanova, del Grupo Baraka
EUROPA PRESS
Publicado 07/03/2017 12:33:05CET

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Grupo Baraka, Trinitario Casanova, ha explicado a la prensa que quiere que el Edificio España resultante de la rehabilitación que comenzará en un mes o mes y medio sea como "darle al reloj hacia atrás 50 años".

Casanova ha hecho estas declaraciones tras la presentación del desbloqueo de la operación, al alcanzarse un acuerdo entre Baraka, Ayuntamiento de Madrid y Ecologistas en Acción. La entidad ecologista había interpuesto un recurso contencioso-administrativo por la bajada de protección de anteriores proyectos.

El Ayuntamiento medió, además de volver al nivel de protección del PGOU de 1997, y Baraka se comprometió a respetar la fachada y rehabilitar el interior, no tirarlo abajo, como pretendía Wanda. Ante esto, Ecologistas retiró el recurso. La primera licencia llegará en un mes o mes y medio. Las obras se prolongarán durante dos años.

"Tengo la ilusión de que sea lo más parecido a darle al reloj hacia atrás 50 años manteniendo lo máximo posible de lo que queda porque el 80 por ciento está destruido", ha destacado el empresario. El Edificio España albergará un hotel de la cadena Riu y una zona comercial de 15.000 metros. "Será una miniciudad en el centro de la ciudad", ha descrito.

El proyecto de Wanda "tiraba el edificio por dentro y eso hacía que la fachada quedara al aire". "Nosotros no tiramos el edificio por dentro sino que lo rehabilitamos, de modo que el coste económico se reduce aunque siempre sea más caro rehabilitar que construir desde cero. Sin embargo, sale más barato que el proyecto de Wanda porque al destruir se encarece el coste. Como no destruimos se compensa una cosa con la otra", ha aclarado. El presupuesto de las obras es de 150 millones.

Casanova era consciente desde el principio del "riesgo" de la operación, que había "empezado con mal pie" pero el "consenso" lo ha llevado a buen puerto con un proyecto que "respeta el medio ambiente y que vuelve a convertir este magnífico edificio en lo que fue en los 60". "Esto demuestra que se puede aunar la voluntad de la empresa privada y de movimientos como el de Ecologistas", ha declarado.

En cuanto al proyecto ganador de Plaza de España, el empresario ha afirmado que "es muy bonito porque aumenta la zona verde", esencial para las familias del barrio, unido a la "maravilla" del paseo que conecta este punto con el Palacio Real, fundamental para los turistas.

A raíz de la compra de dos inmuebles en el entorno de la calle Preciados, destinados al alquiler a empresas con proyección internacional, el presidente de Baraka ha definido a Madrid como "una ciudad muy importante con perspectivas muy positivas". "Si sale alguna operación interesante seguiremos comprando", ha avanzado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies