Casi 10.000 trabajadores sufrieron un expediente de regulación de empleo en 2017 en la región

Paro, Parados Empleo, Desempleo, Trabajo, INEM, Seguridad Social, Autónomo
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 12/03/2018 13:53:52CET

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un total de 9.755 trabajadores sufrieron el año pasado un expediente de regulación de empleo en la Comunidad de Madrid, una cifra de expedientes inferior pero una cifra de afectados superior a la de 2016, según ha indicado este lunes UGT en un comunicado.

De acuerdo con los datos oficiales, durante el pasado año 2017 se presentaron un total de 348 expedientes de regulación de empleo en la región. De esta cifra, se resolvieron un total de 322 expedientes: 115 de extinción, 109 de suspensión y 98 de reducción de horario, y quedando de 26 expedientes, pendientes de conclusión. Esto supone una descenso del 22 por ciento (de 414 en 2016 a 322 en 2017).

Ahora bien, el dato positivo en cuanto número de expedientes no se refleja en cuanto al número de trabajadores afectados. Así en 2017, en nuestra Comunidad Autónoma, el número de trabajadores sujetos a Expedientes alcanzó la cifra de 9.755, superior a la cifra de afectados en 2016, que se situó en 9.462 personas.

Analizando los tipos de expedientes (extinción del contrato, suspensión del contrato y reducción de jornada), el sindicato ha destacado que durante el pasado año hubo un descenso en el número de Expedientes de extinción del 18 por ciento (de 160 en 2016 a 115 en 2017).

Un dato positivo que supuso un descenso del 12 por ciento del número de trabajadores que perdieron sus empleos por esta causa. En concreto 3.767 personas perdieron sus empleos en 2017 frente a los 4.320 trabajadores y trabajadoras despedidos del 2016.

El número de Expedientes de Suspensión se mantienen prácticamente igual (109 del pasado año frente a los 108 de 2016) pero si se da un aumento significativo de un 23 por ciento, en el número de trabajadores afectados por este tipo de expedientes. Expedientes que afectaron a un total de 5.322 trabajadores y trabajadoras en 2017 frente a los 4.302 de 2016.

En relación con los Expedientes de Reducción de Jornada, se registraron a lo largo de 2017 un total de 98 expedientes de este tipo, afectando a un total de 666 trabajadores, un 20,71 por ciento menos que en 2016.

VALORACIÓN DEL SINDICATO

UGT Madrid ha señalado que aunque se advierte una mejora en cuanto a número total de expedientes de regulación de empleo presentados a lo largo de 2017 esta bajada es "claramente insatisfactorio y mucho más si tenemos en cuenta que aumenta el número absoluto de trabajadores afectados por Expedientes de Regulación en la Comunidad de Madrid".

"Se observa además una tendencia a la utilización del expediente de suspensión del contrato que tiene consecuencias muy negativas para los trabajadores que se ven afectados por esta medida. Aunque en principio pudiera parecer una alternativa a la extinción de contratos, los trabajadores reducen durante el periodo de suspensión el tiempo de cobro de la prestación por desempleo", recuerdan.

Además, el sindicato señala que esta reducción "puede tener graves consecuencias para el trabajador afectado ya que si la empresa, después de la suspensión recurre posteriormente al de extinción, algo que ocurre con cierta frecuencia, el trabajador ve reducido o agotada su prestación de desempleo, condenándolo una situación de vulnerabilidad económica".

Por otro lado, UGT subraya que no se reducen significativamente el número de expedientes de regulación de empleo en la Comunidad de Madrid que el número de trabajadores afectados sigue creciendo. "Los Ertes son una medida muy utilizada en la práctica de las empresas, y a la luz de los datos antes expuestos, están teniendo una tendencia al alza de forma alarmante en la Comunidad de Madrid", han criticado.

Para el sindicato, "se necesita una política de sostenibilidad del empleo de forma urgente". "Los problemas generados por los años más duros de la crisis económica siguen estando presentes en la actualidad laboral de la región. Todas las medidas que no se tomen dirigidas a revertir esta situación tiene como consecuencia un mayor empobrecimiento de la población asalariada en la Comunidad", indican.

Por lo tanto, UGT reclama al Gobierno regional "mayor hincapié en la inspección y los controles administrativos en la presentación de los ERES y en particular los de suspensión".