CC.OO. alerta del aumento en la pérdida de los puestos de trabajo fijo en Madrid y del incremento del paro juvenil

Actualizado 28/12/2010 16:15:26 CET

Advierte de que "las voces triunfalistas desde el Gobierno regional" respecto al paro "no se corresponden con la realidad"

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CC.OO. de Madrid ha presentado este martes un balance sobre el desempleo en los años 2008-2010 y ha concluido que en el sector laboral en la región se está viendo lastrado por la pérdida de más empleo fijo que temporal, por un mayor crecimiento del paro que en la media nacional, por una generalización del desempleo en todos los grupos de edad y del paro de larga duración.

De este modo, ha precisado que en lo que va de año 9 de cada 10 empleos perdidos han sido de trabajadores fijos (36.000 indefinidos y estables frente a 4.000 temporales), con una tasa de temporalidad que asciende al 19,3 por ciento.

"La bajada en 5 puntos de esta tasa es consecuencia de la reducción de contratos temporales y no porque la calidad del empleo haya mejorado como consecuencia de una intensa traición de empleo estable, que tal y como hemos visto, se está reduciendo", argumentan desde el sindicato.

Respecto a la mayor intensificación de crecimiento de desempleo, CC.OO. señala que desde 2008 el paro ha pasado de 209.400 personas a 545.600, un 160,5 por ciento más frente al aumento del 132,3 por ciento de la media nacional. Esta diferencia se acentúa con la evolución del paro en las mujeres, cuyo incremento en la región es de 137 por ciento frente al 100 por ciento en el conjunto de España, según afirman.

La generalización del desempleo trae consigo que, aunque los jóvenes tengan las mayores tasas de paro, el mayor incremento de desempleo en valores absolutos y relativos se produzca en grupos de edad más madura. Desde 2008, el paro ha aumentado en 11.000 personas en el tramo de 25 a 34 años (un 169,2 por ciento más) y en 95.000 en el tramo de 35 a 44 años (un 212 por ciento más).

El tiempo de permanencia en desempleo es otro problema acuciante en la región, pues 4 de cada 10 personas en paro llevan más de un año en esta situación. En total, 209.300 personas, un 391 por ciento más desde el comienzo de la crisis. Este año el paro de larga duración ha crecido en 44.400 personas.

Frente a esto, entre enero y octubre de este año hay 24.100 personas menos que cobran prestación por desempleo (contributiva y distributiva). CC.OO. estima que el número de personas que no reciben ninguna prestación podría llegar hasta a 240.000.

Además, ha criticado la retirada de la ayuda de los 426 euros a las personas que han agotado su prestación o subsidio, algo que en Madrid afectará a más de 65.000 personas durante el próximo año y que contribuirá a que aumenten las personas sin prestaciones sobre las ya existentes en más de 100.000.

Desde el sindicato se ha criticado esta medida y las privatizaciones de parte del sector público y el desarrollo del Reglamento "que legalizará a las empresas privadas de colocación con ánimo de lucro", así como la reducción de 34 millones de euros del presupuesto en la Consejería de Empleo, Mujer e Inmigración por parte del Gobierno regional, que "no sólo aplaude estas medidas sino que además profundiza más en las que tiene competencias".

TRIUNFALISMO FRENTE A REALIDAD

Por razones como esta, CC.OO. entiende que "las voces triunfalistas que llegan desde el Gobierno regional" respecto a los datos de desempleo en la Comunidad de Madrid "no se corresponden con la realidad que padecen miles de familias madrileñas y que empeora mes a mes".

Así, explica que los 40.000 empleos perdidos durante 2010 "contradice las declaraciones del Ejecutivo autonómico cuando dice que Madrid está superando la crisis gracias a la bondad y acierto de sus políticas".

De esta forma, desde el cuarto trimestre de 2010, en la región se han perdido 203.400 puestos de trabajo, de los cuales 159.800 eran asalariados, incrementándose la población parada en 336.200 personas hasta los 545.600 desempleados en la región. La tasa de ocupación ha caído desde finales de 2007 en más de 5 puntos, mientras que la de paro ha subido casi 10 (9,6).

Los sectores más castigados en la Comunidad de Madrid están siendo la industria y la construcción, que desde el comienzo de la crisis ocupan a 76.300 y 116.400 personas menos, una caída del 22,8 y 35,5 por ciento respectivamente.

En lo que va de año, la industria de la región ha perdido 24.300 empleos y la construcción otros 21.100, mientras que en el sector agrícola la caída es de 8.600 puestos de trabajo.

Esta ocupación ha sufrido una pérdida absoluta de 16.600 puestos de trabajo desde 2008, que han supuesto una caída del 76,5 por ciento en el empleo agrario en la región desde el comienzo de la crisis. La ocupación en el sector servicios, por su parte, aumenta un 1 por ciento desde ese año, con 26.700 nuevos empleos.

En comparativa con el resto del país en los últimos dos años, la Comunidad obtiene mejores datos en la construcción (2 puntos porcentuales por debajo) y en servicios, aunque se sitúa por encima de la media en la pérdida de empleo agrario (-76,5 por ciento frente a -12,7 por ciento nacional) e industrial (-22,8 por ciento frente a 21,5 por ciento), un sector "absolutamente olvidado" por parte del Gobierno regional a juicio de la secretaria de Empleo de CC.OO. Madrid, Mari Cruz Elvira.

El hecho de que la construcción y la industria sean los focos más relevantes en la pérdida de puestos de trabajo está directamente relacionado con que la mayor pérdida de empleo se concentre en los hombres. De los 203.400 empleos perdidos desde el origen de la crisis, 164.600 eran masculinos, lo que representa una pérdida de 9,7 por ciento.

Sin embargo, tal y como ha señalado Elvira, "las diferencias y desigualdades persisten", pues la tasa de actividad en las mujeres es 13,4 puntos porcentuales menor que en los hombres y la tasa de empleo 12,3 puntos menor.

El colectivo más castigado durante estos años está siendo el de los jóvenes. Los empleos netos perdidos por los jóvenes representa el 42 por ciento de todo el empleo destruido estos años tan solo el 30 por ciento de los menores de 25 años tienen un puesto de trabajo.

CC.OO. denuncia el "desprecio" del Gobierno de la región hacia este sector poblacional con "la vuelta de tuerca" que supone la desaparición del Consejo de la Juventud en un colectivo que ha visto reducida su tasa de ocupación 12,5 puntos en menos de tres años.

Por otro lado, el sindicato advierte de cuatro fenómenos en el desempleo de la región: la pérdida de más empleo fijo que temporal, un mayor crecimiento del paro que en la media nacional, una generalización del desempleo en todos los grupos de edad y del paro de larga duración.

En lo que va de año 9 de cada 10 empleos perdidos han sido de trabajadores fijos (36.000 indefinidos y estables frente a 4.000 temporales), con una tasa de temporalidad que asciende al 19,3 por ciento. "La bajada en 5 puntos de esta tasa es consecuencia de la reducción de contratos temporales y no porque la calidad del empleo haya mejorado como consecuencia de una intensa traición de empleo estable, que tal y como hemos visto, se está reduciendo", argumentan.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies