CCOO calcula que los nuevos "regalos" fiscales restarán 125 millones en recaudación y "solo beneficiarán a los ricos"

Publicado 14/03/2018 17:29:00CET

Critican que se trata de una reforma "insolidaria y electoralista"

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

CCOO Madrid ha criticado las reformas fiscales anunciadas por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ya que consideran que esta nueva batería de "regalos" va a restar a la recaudación de la región un total de 125 millones de euros y que, además, está "dirigida una vez más a las personas más ricas".

A través de un comunicado, el sindicato califica la reforma de "insolidaria y electoralista", ya que "no tendrá incidencia real" en la mayoría de la ciudadanía. Critican, a su vez, que "dificultará las puesta en marcha de la medidas necesarias para resolver los problemas de la educación, sanidad, dependencia, transporte público, etc".

"La realidad de la Comunidad de Madrid es tozuda: centros sanitarios deteriorados, colegios a medio construir y/o sin aire acondicionado en las aulas, ley de dependencia por desarrollar, más de 20.000 personas sin cobrar la Renta Mínima de Inserción, problemas diarios en los Cercanías, etc...", lamentan, a lo que añaden que ahora el Gobierno de Cifuentes, "en una especie de competición con Ciudadanos para ver quién representa mejor a la derecha", ha hecho estos "regalos" a "los más ricos".

En cuanto a la planteada rebaja del IRPF, recuerdan que en la actualidad las personas que ganan menos de 12.000 euros están exentos de pagarlo, por lo que esta nueva medida supondrá "a la inmensa mayoría de los trabajadores" un ahorro de 30 euros anuales aproximadamente.

Con respecto a la desgravación de hasta el 15 por ciento, con un máximo de 1.000 euros anuales por escolarización en centros privados de hijos de 0 a 3 años, consideran que "refuerza las ya existentes" y que, además, suponen una pérdida de ingreso de cerca de 50 millones de euros anuales, "imprescindibles para dar solución a las necesidades de la escuela pública".

Otra de las medidas anunciadas fue una "nueva" rebaja en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que se añade a las ya existentes, para familiares del grado III, hermanos un 15 por ciento y tíos y sobrinos el 10. Hasta ahora había una bonificación del 99 por ciento para familiares de I y II Grado, es decir, padres, hijos, nietos, cónyuges y parejas de hecho.

Para CCOO esta circunstancia ha supuesto que la Comunidad de Madrid "se haya convertido en el destino de las grandes fortunas y patrimonios para realizar sus donaciones y herencias, produciendo un Dumping Fiscal sobre el resto de comunidades".

"A la pérdida de ingresos cercana a los 1.000 millones de euros conlleva la situación actual habrá que añadir, según datos del propio Gobierno regional otros 32,5 millones anuales, para 10.900 beneficiarios, es decir casi 3.000 euros por heredero o beneficiario de la sucesión o donación", añaden.

Por último, explican que se incorpora un nuevo impulso para incentivar el mercado inmobiliario, al desgravarse la compra de vivienda, hasta 250.000 euros, a través del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados para la nuevas, y del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para la de segunda. En este sentido recuerdan que "ambas figuras tributarias ya tenían los tipos más bajos de España".

Ahora se incrementa la bonificación en otro 10 por ciento, y en caso de familia numerosa un 95. "El impacto de esta medida apenas alcanzará a 34.000 personas, con una media de 530 euros, y tendrá una incidencia en los Presupuestos de 18 millones de euros", lamentan.