CCOO califica de "diabólico" que mientras aumentan los parados sin cobertura se reduzca el gasto en prestaciones

Actualizado 28/01/2015 13:37:26 CET

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

CCOO de Madrid ha advertido este miércoles de que el sistema de prestaciones por desempleo es "diabólico" porque mientras aumentan los parados sin cobertura se reduce el gasto en prestaciones.

Así lo ha denunciado el secretario general de CC.OO. de Madrid, Jaime Cedrún, en la presentación de un informe sobre los efectos en la Comunidad de Madrid del recorte en las prestaciones por desempleo, donde ha explicado que la propia evolución del mercado laboral hace que el presupuesto dedicado a las prestaciones por desempleo vaya cayendo a medida que el paro de larga duración se cronifica.

Según el informe, que tiene en cuenta los diez primeros meses de 2014, en este periodo el gasto de prestaciones se ha reducido en 493 millones de euros en comparación con el mismo periodo de 2013 y se estima que el ahorro en prestaciones al final del año sea de 600 millones.

Por su parte, la tasa de cobertura de protección al desempleo ha caído hasta el 45,4 por ciento en octubre de 2014, situándose 29 puntos por debajo de octubre de 2008, cuando ascendía al 74,5 por ciento, lo que implica una caída del 39 por ciento.

En 2008, las personas desempleadas excluidas de la protección eran 73.050, mientras que en 2014 esta cifra se dispara hasta las 318.797 personas, multiplicándose por más de 4 veces, al crecer el 336,4 por ciento.

El informe pone de manifiesto que no solo hay menos personas con protección sino que además la protección es de peor calidad en lo que respecta a la cuantía y la duración, ha explicado la secretaria de Empleo de CC.OO. de Madrid, Mari Cruz Elvira.

Elvira ha destacado que las prestaciones contributivas cada vez tienen menos peso, mientras ganan presencia las prestaciones asistenciales, como el subsidio y la Renta Activa de Inserción, ya que al aumento del paro de larga duración se suma que los nuevos contratos son de menor duración y no dan derecho a prestaciones.

En octubre de 2008, las prestaciones contributivas suponían el 80,2 por ciento, mientras que en el mismo mes de 2014 suponía el 56,6 por ciento. En sentido contrario han evolucionado las prestaciones asistenciales, que han pasado del 19,8 por ciento en 2008 al 43,4 por ciento en 2014.

MENOS CUANTÍA DE LAS PRESTACIONES

Por otro lado, según su informe, la cuantía de las prestaciones y el gasto medio por beneficiario han caído, tanto por el incremento de prestaciones asistenciales frente a contributivas como por la modificación por la que el porcentaje de la prestación contributiva pasa del 60 por ciento al 50 por ciento de la base reguladora a partir del sexto mes.

El gasto por persona beneficiaria ha pasado de 1.140 euros al mes en octubre de 2008 a 975 euros en el mismo mes de 2014, por lo que el gasto medio por persona se ha reducido un 14,5 por ciento en términos nominales, reducción que equivale al 26 por ciento en términos reales si se tiene en cuenta la variación de los precios en ese periodo. La cuantía media de la prestación contributiva ha pasado desde 847 euros en 2008 hasta 844 en 2014.

Según CC.OO., es necesario establecer medidas que amplíen las prestaciones por desempleo, la implantación de Rentas Mínimas en todo el estado y la ampliación de la existente en la Comunidad de Madrid para proteger a las más de 320.000 personas desempleadas que no tienen ningún tipo de prestación. "Hay recursos para ello", ha afirmado Elvira.

A este respecto, Cedrún ha criticado que tanto la Comunidad de Madrid como el conjunto del Estado tienen previsiones de crecimiento económico, "como consecuencia de todos los sacrificios de los trabajadores", y ese crecimiento no se va a aprovechar para corregir las desigualdades y la pobreza.

Asimismo, ha señalado que esos 600 millones de euros que previsiblemente se ahorrarán en prestaciones en 2014 "coincide con lo que no recauda el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, con el Impuesto de Patrimonio".

Cedrún ha instado a la Comunidad de Madrid a que se aplique con carácter urgente el programa de ayudas que se firmó en diciembre con los agentes sociales, que prevé una ayuda de 426 euros al mes que tienen que cobrar los parados de larga duración que hayan agotado cualquier prestación y con cargas familiares, junto con un itinerario formativo.

Según Cedrún, eso exige que el Servicio Público de Empleo tiene que incrementar su plantilla y sus medios económicos, "una de las políticas más urgentes y necesarias en estos momentos", por lo que "debería ser una prioridad para el Gobierno regional".

Asimismo, ha apostado por "recomponer todos los programas de empleo que tiene la Comunidad de Madrid" y dotarlos de más recursos, para lo que ha solicitado que se convoque la Mesa de Empleo, ya que en el Gobierno regional "no pueden estar parados y mirando para otro lado", con más de 600.000 parados, según la última EPA.