CC.OO. cree que 100.000 madrileños necesitan las ayudas de 420 euros y pide que la subvención se prolongue hasta el fin de la crisis

Actualizado 18/08/2009 14:22:26 CET

MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. de Madrid consideró hoy que en la región existen 100.000 madrileños que necesitan la ayuda de 420 euros a parados que ofrece el Gobierno central, que estima en 40.000 los beneficiarios madrileños de esta subvención, y reclamó que esta medida no tenga una duración de "sólo" seis meses, si no que se prolongue hasta que la economía empiece a recuperarse.

El portavoz del sindicato en Madrid, Francisco Naranjo, aseguró a Europa Press que, según los datos que manejan, son cerca de 100.000 las personas que se encontrarán sin protección en septiembre a pesar de las ayudas que ya existen, entre las que citó la Renta Activa de Inserción o la Renta Mínima de Inserción (RMI), dependiente del Gobierno regional.

Naranjo especificó que en 2008 cerca de 25.000 personas se acogieron a la RMI y acusó a la Comunidad de Madrid de tener "desatendido" al colectivo de parados en lo que consideró un "error" en lo que a temas de protección social se refiere.

El portavoz sindical criticó al Gobierno central porque las ayudas a parados no incluyen a aquellas personas que hayan agotado sus prestaciones por desempleo de nivel contributivo desde el día 1 de agosto.

También mostró su descuerdo con el método de los formularios que hay que rellenar para que las ayudas sean tramitadas ante la Oficina de Empleo y ante los servicios regionales de empleo, a los que pidió "la máxima coordinación" para acelerar los trámites.

Finalmente, Naranjo reclamó al Gobierno autonómico que se responsabilice de la pérdida de empleos que se está produciendo en la región. En este sentido, recordó que el paro ha crecido en Madrid un 55 por ciento en el último año, al pasar de los 268.000 personas el ejercicio pasado a los 416.000 desempleados de éste. "La Comunidad de Madrid no puede limitarse a decir que le Gobierno central lo hace mal, tiene que buscar más diálogo social", concluyó.