CC.OO. denuncia la "dramática" situación socio económica de los jóvenes madrileños

Actualizado 18/05/2012 17:27:14 CET

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Juventud de CC.OO. de Madrid, Paula Guisande, ha reclamado en su comparecencia en la Comisión de Juventud de la Asamblea de Madrid, a petición de IU, medidas dirigidas a los jóvenes de la región como que se incrementen "las dotaciones para las políticas activas de empleo, así como que se abarate los precios del transporte público para jóvenes desempleados, estudiantes y jóvenes cuyas unidades familiares no tengan ingresos suficientes, ampliando asimismo la edad de aplicación del Abono Joven", ha informado CC.OO. en un comunicado.

Guisande ha reclamado también que se amplíe el sistema de becas y ayudas, y que se congelen las tasas universitarias, aumentando los recursos de la educación pública y la oferta educativa, sin olvidar la necesidad de planes de estímulo para el fomento de la participación juvenil.

En su intervención, la responsable de Juventud de CCOO de Madrid ha mostrado su "preocupación" por la "dramática" situación económica y social de la juventud madrileña, que representa casi el 20% de la población de la región sin que esta trascendencia se refleje en las políticas que se llevan a cabo, que tienen pendiente todavía el adelanto de la edad de emancipación, para lo se requieren "más y mejor" políticas de empleo y vivienda dirigidas a los jóvenes.

Según Paula Guisande, como consecuencia del paro y la inestabilidad y precariedad laboral, apenas un 44% de la población de entre 18 y 35 años estaba emancipada en Madrid a finales de 2011.

La responsable de CCOO ha denunciado la "muy negativa" labor del Ejecutivo madrileño en cuanto al empleo juvenil, de forma que los jóvenes presentan una tasa de paro del 50,61% según la última EPA, representando casi el 20% de los parados de la región, siendo apenas el 7% de la población activa.

"Son 123.300 las personas en edad de trabajar y menores de 25 años que en la Comunidad de Madrid quieren hacerlo y no pueden", ha explicado Guisande, añadiendo que en el primer trimestre de 2012 fueron casi 17.000 los empleos de jóvenes que se destruyeron, sumándose a esta situación las "malas condiciones" en las que trabajan los jóvenes, con contratos temporales, salarios bajos y sin prácticamente protección social.

La representante de CCOO ha criticado la "expulsión" de la juventud de la enseñanza superior, ya que "sólo unos pocos afortunados podrán hacer frente al pago de las tasas universitarias, que se verán incrementadas un 66% al tiempo que se reducen drásticamente las becas".

Guisande se ha referido asimismo a la "insuficiente" oferta formativa, que "cierra las puertas a muchos jóvenes desempleados que quieren aumentar su nivel de formación como medio para acceder a un empleo". Así lo prueban los 14.000 solicitantes que no han podido matricularse en Formación Profesional.