CCOO denuncia una nueva agresión en la cárcel de Valdemoro por la falta de personal

Publicado 13/06/2018 17:07:14CET

VALDEMORO, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Comisiones Obreras ha denunciado una nueva agresión a un funcionario del Centro Penitenciario Madrid III, ubicado en Valdemoro, y responsabiliza a la falta de personal del aumento de agresiones a trabajadores de Instituciones Penitenciarias, ya que se produce "una al día" de media.

En concreto el último suceso ocurrió este pasado martes en el módulo de Enfermería, donde a la hora del cierre uno de los empleados pidió al preso que entrase en la celda pero, sin mediar palabra, recibió varios golpes por parte del interno, que según el sindicato padece una enfermedad mental.

La secretaria general de CCOO en Instituciones Penitenciarias, Silvia Fernández, ha detallado que fueron otros internos los que tuvieron que "rescatar" al funcionario debido a la escasez de personal en dicho módulo, con solo tres empleados para atender a 45 presos con alguna enfermedad, para después ser trasladado al Hospital Infanta Elena de la localidad con heridas de diferente consideración.

Fernández considera que estas agresiones "podrían ser evitables", pero el déficit de personal en la cárcel de Valdemoro "están disparando la conflictividad en este establecimiento", ya que actualmente hay vacantes superiores al 12 por ciento y no existe formación ni tratamiento para la enfermedad mental.

En este sentido, CCOO señala que en Valdemoro hay únicamente un psiquiatra que presta servicio una vez a la semana, al tiempo que el Protocolo contra las agresiones "es una mera declaración de intenciones y no aborda los problemas estructurales que generan las agresiones en los Centros Penitenciarios".

Por este motivo el sindicato demanda una oferta de empleo público extraordinaria y un plan integral contra las agresiones que garantice la salud laboral y la asistencia médica a las personas privadas de libertad, para que "las cárceles no acaben convirtiéndose en guetos donde la enfermedad mental esté abandonada a su suerte".

Contador