CC.OO. estima que el sector de la construcción emplea a 25.000 trabajadores ilegales en la Comunidad de Madrid

Actualizado 31/08/2007 16:10:57 CET

El sindicato pide que haya un inspector por cada 7.000 trabajadores y no uno por cada 25.000

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

Comisiones Obreras (CC.OO.) estima que el sector de la construcción emplea a entre 20.000 y 25.000 trabajadores ilegales en la Comunidad de Madrid, por lo que pidió un aumento del número de inspectores que vigilan las obras.

En rueda de prensa, el secretario general de FECOMA-CC.OO., Gerardo de Gracia, subrayó que, ante los 108 trabajadores muertos por accidente laboral en la región en lo que va de año, es necesario que la ratio de inspectores ascienda a uno por cada 7.000 trabajadores, y no uno por cada 25.000 trabajadores, como ahora. "El Ministerio de Trabajo debe triplicar la plantilla y la Comunidad de Madrid debe habilitar al cien por cien de los 110 técnicos que tiene", explicó.

De Gracia consideró que "ya es hora de aplicar la Ley de Subcontratación de la Construcción poniendo orden, topes y límites a una actividad que campa con total impunidad".

El secretario general de FECOMA también se refirió al reciente accidente laboral mortal ocurrido en el distrito madrileño de Ciudad Lineal, en unas obras sin licencia que empleaba a trabajadores sin contrato. "Este accidente muestra la realidad de semiesclavitud de unos inmigrantes que son explotados por indeseables", dijo De Gracia.

El delegado de CC.OO. anunció que ejercerá la acusación popular en accidentes como estos para que el fiscal "depure las responsabilidades con rapidez". Además, dijo que hoy mismo solicitaron una reunión con la consejera de Empleo, Paloma Adrados, para concretar la aplicación de la Ley de Subcontratas, y que propondrán al director territorial de la Inspección de Trabajo criterios de actuación para que los inspectores actúen con "rapidez, firmeza, contundencia y ejemplaridad".

La organización sindical también espera de la patronal y las constructoras madrileñas "una actitud positiva y vigilante" hacia las subcontratas.