CCOO Madrid tacha de insuficiente e inespecífica la propuesta del Gobierno regional sobre dependencia

Actualizado 19/09/2007 20:30:22 CET

"El Servicio de Ayuda a Domicilio da una cobertura actualmente a 50.000 usuarios, menos del 25% de las personas mayores de 80 años"

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

CCOO de Madrid consideró hoy claramente "inespecífica" la propuesta realizada por la consejera de Familia y Asuntos Sociales, Gádor Ongil, sobre la creación de plazas para la atención de personas dependientes, puesto que no aclara los plazos de ejecución de los compromisos adquiridos en su comparencia ni aclara la tipología de plazas a crear, como el caso de las 12.000 destinadas a mayores.

Por otra parte, el sindicato entiende que se trata de una propuesta "rotundamente insuficiente si se tiene en cuenta que hoy más de 18.000 personas se encuentran en situación de espera de una plaza residencial".

En opinión de Ana González, secretaria de Política Social e Igualdad, "con su comparencia la consejera está generando más desconcierto y confusión al ya existente en relación con la aplicación de la Ley de Dependencia en la Comunidad de Madrid".

La responsable sindical reclama que se haga efectiva la aplicación de la Ley de Dependencia en la Comunidad de Madrid, que se resuelvan las solicitudes de reconocimiento del derecho a la atención a la dependencia dotando de los recursos técnicos necesarios para la valoración y baremación de las situaciones planteadas por los ciudadanos.

Igualmente, el sindicato exige que con la puesta en marcha de la Ley de Dependencia no se vean afectados otras políticas y sistemas, como los destinados a la atención a las personas mayores o los dirigidos a las personas con discapacidad que, según sus datos, se encuentran en una situación claramente deficitaria.

Así, el Servicio de Ayuda a Domicilio da una cobertura actualmente a 50.000 usuarios, cifra que no alcanza ni el 25% del total de las personas mayores de 80 años de la región.

En el caso de la atención a las personas con discapacidad, el sindicato recuerda a la consejera que existen 15.000 personas en espera pendientes de valoración y calificación de minusvalía, y que las plazas residenciales destinadas a este colectivo no cubren ni tan siquiera el 15% de las personas que requieren la ayuda de otra personas para la realización de las actividades más básicas.

Por último, Comisiones Obreras exige que la Ley de Atención a la Dependencia debe desarrollarse ya en nuestra región sobre la base de criterios de calidad de los servicios que se presten y calidad del empleo. Para ello, es fundamental "que se refuerce, entre otras cuestiones, los mecanismos de inspección y control. Actualmente, esa Consejería sólo cuenta con 9 inspectores", concluye la sindicalista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies