CC.OO. y UGT se conjuran para que las nuevas movilizaciones sean "no solo de trabajadores sino de la sociedad civil"

Actualizado 29/11/2010 15:12:27 CET

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. y UGT se han reunido este lunes con más de 200 organizaciones sociales de la Comunidad de Madrid con el objetivo de formar un bloque conjunto de cara a la próxima manifestación convocada en las principales ciudades del país el día 18 de diciembre, la cual esperan sea "no sólo de trabajadores, sino de la sociedad civil"

En esta reunión han estado presentes representantes de colectivos regionales de consumidores, vecinos, sindicatos policiales, organizaciones en defensa de la Salud pública, educativas, juveniles, ecologistas, cooperación internacional, economía social, inmigrantes y el Foro Social Mundial.

Los líderes regionales de CC.OO. y UGT, Javier López y José Ricardo Martínez respectivamente, han expuesto en el encuentro que los motivos que les llevaron a la huelga general "siguen plenamente vigentes", y por lo tanto han pedido su "apoyo, colaboración y cooperación para que la manifestación del 18-D no sea sólo de trabajadores sino de la sociedad civil", tal y como señalaba López.

"Una sociedad civil que, ante una crisis como la que estamos viviendo, se prepara para defender los derechos laborales y sociales de un Estado Social de Derecho como el que define nuestra Constitución", ha subrayado.

"LA SOCIEDAD POR UN LADO Y LOS GOBIERNOS POR OTRO"

"Hoy hemos constatado una vez más que la sociedad va por un lado y los gobiernos van por otro". Así de contundente se ha mostrado el líder de UGT-Madrid, que además ha expuesto su "preocupación, extrañeza e indignación" ante la reunión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con los principales empresarios del país.

"Ni se ha reunido con los sindicatos ni con las organizaciones que vertebran la sociedad española", ha afirmado, para cargar también contra la presidenta del Gobierno regional, Esperanza Aguirre, a la que ha acusado de "vulnerar principios democráticos claramente establecidos, rompiendo las reglas del juego y utilizando la Ley de Acompañamiento para quebrar la arquitectura democrática". "Miren ustedes a la cara de la gente a la que hasta ahora representan", ha exigido tanto a la Administración nacional como regional.

Este encuentro se ha producido después del anuncio de supresión de un total de 102 instituciones regionales y órganos colegiados, entre ellos el Consejo de la Mujer o de la Juventud, dependientes de la Comunidad de Madrid con la Ley de Acompañamiento. La principal conclusión de la reunión no ha sido otra que rechazar este "ataque a la participación social" y la necesidad de plantear una respuesta conjunta ante esta situación.

Parte de los representantes que estaban convocados esta mañana han comparecido ante la prensa para exponer su punto de vista de la realidad social en la Comunidad y mostrar su apoyo a las nuevas movilizaciones.

"Este ataque es un ataque a todos", ha señalado Juan Hernández, del Consejo de la Juventud --un organismo "con fecha de caducidad"-- tras afirmar que "si se acaba con la participación de la sociedad, y en ese momento podrán hacer lo que quieran". Hernández sostiene que carecen de una notificación de su futura desaparición, pues dice que se enterró de todo esto a través de los medios, algo que revela "el estilo político que se hace en la Comunidad de Madrid".

En la misma línea se ha expresado María Rodríguez, de la Confederación de Asociaciones de Consumidores de Madrid, que también ha destacado que nuestro Estado del Bienestar, "imperfecto y en situación de desventaja con respecto a los países europeos, se está intentando desmantelar por parte de los Gobiernos estatales y autonómicos".

Las pequeñas y medianas empresas también han estado presentes en la reunión a través del presidente de COPIME, Salvador Bellido, que ha rechazado el dogma instalado en la sociedad de que el 'milagro español' tenga como pilar a la gran empresa, pues ha estado "sustentado y basado en las pymes", el 82 por ciento del tejido empresarial.

Asimismo, ha criticado el "silencio bochornoso y la utilización descaradísima de la CEOE" de las pymes, que están siendo "atacadas y defenestradas continuamente" cuando son la salida, a su juicio, a esta situación de dificultad económica.

Otra de los colectivos representados era el Sindicato Unificado de Policía de Madrid, cuyo portavoz, Felipe Segundo, ha manifestado que estos recortes en los servicios públicos "sólo benefician a las empresas privadas". "Creemos que los policías tenemos que ser un servicio público, bien financiado y de calidad", ha dicho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies