El centro de mayores de Pez Austral en el barrio de Estrella abrirá sus puertas este jueves

Centro de mayores de Pez Austral
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 28/02/2018 16:16:32CET

Ofrecerá servicios de cafetería, podología y peluquería a "precios asequibles", y se desarrollarán talleres de gimnasia, coros e informática

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El nuevo centro de mayores de Pez Austral, situado en el barrio de La Estrella de Retiro, abrirá sus puertas el próximo jueves, ha informado el Ayuntamiento de Madrid a través de un comunicado.

El centro ofrecerá servicios de peluquería, comedor-cafetería y podología con "precios asequibles". También se desarrollarán talleres de gimnasia de mantenimiento, yoga, pilates, expresión corporal, memoria, bailes, coros e informática, además de otros dirigidos por los propios socios de los centros de mayores, como parte de una labor voluntaria que promueve valores de cooperación y aprendizaje entre los vecinos del distrito.

Otras actividades de dinamización que estarán presentes en el programa del nuevo centro serán las visitas culturales, información sobre viajes y la promoción del voluntariado.

Dispondrá, a su vez, de una animadora socio-cultural y personal a cargo de los servicios de peluquería, podología, recepción, cafetería-comedor, limpieza y mantenimiento. Todo los trabajos serán supervisados por un coordinador del centro cuya función es "asegurar su buen funcionamiento".

El distrito de Retiro cuenta con un 25,3 por ciento de población mayor de 65 años, superando en 5,3 puntos la media de la ciudad. Actualmente, en el distrito, residen casi 30.000 personas mayores de 65 años, de las cuales 13.306 son socios de alguno de los dos centros de mayores existentes: Pérez Galdós y Pío Baroja.

Con la apertura del nuevo centro, se ha calculado que se podrá atender a al menos 2.000 socios más, "mejorando así la política municipal de atención a las necesidades de los mayores".

El horario del centro será de lunes a viernes, de 9 a 21 horas, y los fines de semana de 10 a 21 horas. Con su apertura, el Consistorio explica que "se da respuesta a las reivindicaciones históricas de la vecindad en relación a la cobertura de servicios municipales para las personas mayores".

CONEXIÓN PEATONAL ENTRE PEZ AUSTRAL Y PEZ VOLADOR

Los vecinos del barrio también solicitaron construir en la parcela colindante a la que ocupa el nuevo centro de mayores una zona de paso entre las calles Pez Austral y Pez Volador, ésta última más comercial.

Por ello, el Ayuntamiento de Madrid ejecutó posteriormente un segundo proyecto "diseñado bajo los mismos criterios de sostenibilidad ambiental y económica", con el que no solo se ha facilitado esta conexión, sino que también se ha mejorado el acceso al centro de mayores y construido un sistema de riego sostenible de reciclado de agua de lluvia para ser reutilizada para el riego del jardín y fachadas vegetales. Estas obras tuvieron un coste de 330.742 euros y finalizaron en septiembre del pasado año.

CRITERIOS DE SOSTENIBILIDAD Y EFICIENCIA ENERGÉTICA

El edificio, que ha sido construido por la Dirección General de Patrimonio del Área de Gobierno de Economía y Hacienda con una inversión de 1.015.724 euros, cuenta con una superficie total de 907,81 metros cuadrados distribuidos en 4 plantas, donde se ubican "las estancias necesarias" para desarrollar las actividades ya mencionadas, y aseos adaptados en cada planta.

Dada su situación en un área eminentemente residencial, se ha puesto especial cuidado en su diseño para que "su presencia física no altere la privacidad y conexión visual respecto a las viviendas colindantes". Por ese motivo, su fachada de doble hoja con recubrimiento vegetal invisibiliza la edificación desde las viviendas más próximas.

"Uno de los aspectos importantes del edificio han sido los criterios de sostenibilidad y eficiencia energética con los que ha sido proyectado para evitar emisiones contaminantes y minimizar el gasto de energía", señala el Ayuntamiento.

De esta forma, para reducir las pérdidas de energía cuenta con una cubierta de doble capa. La primera está compuesta por aislante térmico, mientras que la segunda tiene paneles fotovoltaicos y entramado vegetal. Sus fachadas son de triple hoja, tipo sándwich, de hormigón prefabricado con aislante térmico en su interior, cámara de aire y una última hoja exterior de entramado o jardín vegetal.

Para reducir la demanda energética se ha instalado climatización por suelo radiante y refrigerante, "cuya temperatura de fluido es menor que la requerida por otros sistemas". Además se ha racionalizado la distribución de la energía eléctrica interior, "evitando recorridos ocultos e innecesarios que dificultan su mantenimiento".