Policía Nacional y Municipal aumentarán su presencia y el Ayuntamiento estudirá reformar la plaza de la Luna

Actualizado 30/06/2006 16:17:00 CET

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Delegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Madrid se comprometieron hoy a incrementar la presencia policial en el barrio de la Universidad, mientras que la Administración local estudiará una posible reforma de la plaza de Santa María Soledad Torres Acosta con el objetivo de garantizar la seguridad en la zona y evitar situaciones de consumo de drogas, prostitución y mendicidad.

Así lo aseguró a Europa Press la presidenta de la Asamblea Ciudadana del Barrio de Universidad (ACIBU), Isabel Rodríguez, tras una reunión mantenida esta mañana con la delegada del Gobierno, Soledad Mestre, en la que también estuvieron presentes mandos del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local.

Tras calificar el encuentro de "muy positivo", Rodríguez señaló que, "en un principio y como medida de urgencia", un mayor número de agentes en la zona de los dos cuerpos coordinados "es la mejor propuesta para disuadir y evitar la inseguridad que existe.

En relación con una posible remodelación de la plaza de Santa María Soledad Torres Acosta, donde se ubican los cines Luna, detalló que es una "buena idea" consigue convertirla en un lugar "más diáfano y habitable y evite los soportales que incitan a ser ocupados por los drogadictos".

No obstante, subrayó que para solucionar el problema definitivamente, "y que la silla no se caiga, faltan al menos otras dos partas", explicó utilizando esta metáfora. "Es necesario que ahora los vecinos mantengamos sendas reuniones con la Comunidad y el Ayuntamiento", dijo.

En este sentido, manifestó que la situación del barrio "debe ser abordada también desde el ámbito social, sanitario e incluso urbanístico, porque, a su juicio, "todo están influyendo en la continua e imparable degradación de esta zona histórica de la ciudad".

MÚLTIPLES PROBLEMAS

En la misma medida se pronunció Jordi, vecino que grabó el vídeo denuncia hecho público hace un par de semanas. Consideró que "no solo es un problema de seguridad, sino también de urbanismo degradado, de locales ilegales, de prostitución, de consumo y tráfico de drogas compulsivo y de mafias".

Finalmente, Jordi anunció que la próxima semana han sido convocados a una reunión con la Junta Municipal del distrito de Centro, y que en octubre volverán a mantener un encuentro con la Delegación del Gobierno en Madrid.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies