El centro de Valdemingómez enseñará a 22.000 madrileños cada año a reciclar mejor mediante talleres y cursos

Actualizado 05/07/2007 19:40:46 CET

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Parque Tecnológico de Valdemingómez enseñará cada año a 22.000 madrileños de todas las edades a reciclar mejor, contando para ello con talleres, cursos y juegos diseñados para que los visitantes aprendan más sobre el proceso de reciclaje y sobre lo que cada uno puede hacer en casa para que este proceso sea más eficiente.

Además, el Ayuntamiento espera que para 2010 hayan pasado ya por estas instalaciones los 1.771 centros educativos de la Comunidad de Madrid en diversas excursiones culturales.

En este centro, ubicado en el distrito Villa de Vallecas, se tratan cada día las 4.000 toneladas de residuos que se generan en Madrid. Una vez se abran las nuevas aulas para los talleres, el itinerario de visitas y la zona de exposiciones, el Ejecutivo municipal calcula que Valdemingómez se convertirá en el mayor complejo europeo de educación ambiental de este tipo.

En la construcción de estas instalaciones, que ocuparán una superficie de 1.925 metros cuadrados, el Ayuntamiento ha invertido más de 3,4 millones de euros. Como efectos directos de este nuevo enfoque para la educación medioambiental, el Consistorio prevé que se ahorrará la energía equivalente al consumo de 300.000 habitantes, lo que supondrá una "mejora sustancian en la recuperación de materiales reciclables".

El área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid ha diseñado tres tipos de programa, en función de la edad y el nivel de conocimiento de los visitantes. Todos ellos comenzarán en el Centro de Visitantes, donde se dará una introducción sobre la función del Parque y la cantidad de residuos que allí se gestionan.

Después, los niños de 6 a 12 años se concienciarán sobre el impacto que tareas cotidianas que ellos realizan pueden tener sobre el medio ambiente, con el objetivo de crear las bases para un consumo responsable y de enseñar hábitos de consumo sostenibles. A los más pequeños se les enseñará el sistema de separación de los residuos que pueden encontrar en sus casas.

La visita básica está destinada a escolares de 12 a 16 años y al público no especializado y consta de un recorrido por una planta de tratamiento integral de residuos para ayudar a los visitantes a comprender la complejidad de la gestión de la basura y la importancia de que se separen los residuos bien en casa.

Universitarios, postgrados y profesionales del sector o de otras instituciones contarán con un itinerario más especializado durante el cual conocerán los procesos técnicos del reciclaje y el componente social necesario para que éste sea eficaz. También ellos visitarán una planta de tratamiento integral y otra de clasificación de envases, donde también asistirán al compostaje de la materia orgánica, la valorización energética de los residuos o la desgasificación del vertedero.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies