Los centros de salud realizaron más de 39.000 ecografías durante el año pasado, un 21% más

Ecografía en recién nacido
HOSPITAL LA PAZ DE MADRID - Archivo
Publicado 22/03/2018 19:29:24CET

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los profesionales de los centros de salud de la Comunidad de Madrid han realizado el pasado año 39.433 ecografías, un 21 por ciento más con respecto al año anterior.

En el 72 por ciento de los casos, según ha explicado la Consejería de Sanidad en un comunicado, la técnica diagnóstica permitió resolver el motivo de la consulta en Atención Primaria, evitando de este modo la derivación y desplazamiento innecesario del paciente al especialista.

Del resto de ecografías realizadas, en un 13 por ciento de los caso se consideró necesario una valoración por un servicio de radiodiagnóstico y en el 15 por ciento por otros servicios de Atención Hospitalaria.

El Plan de Implantación de Ecografía de Atención Primaria, que arrancó en 2009, permite "actualmente que más de 4 millones de madrileños tengan acceso a la realización de una ecografía en alguno de los 188 centros de Atención Primaria, que cuentan con este equipamiento, que progresivamente se va extendiendo en la región".

Para facilitar la formación de los profesionales, en 2017 se han impartido 36 cursos de formación, con un total de 775 horas docentes y 818 profesionales formados, en los diferentes cursos programados de ecografía abdominal básica y avanzada, de localizaciones anatómicas, abdominal básica en pediatría y de iniciación a la ecografía para residentes de medicina familiar y comunitaria.

Esta oferta formativa se ha completado con 132 rotaciones por centros de salud de referencia ecográfica, 21 rotaciones por unidades y servicios hospitalarios, 19 programas de autoformación de ecografía en los propios centros de salud y 3 sesiones intracentro de ecografía por Atención Primaria.

Sanidad recalca que la implantación de la ecografía en Atención Primaria es "muy beneficiosa" tanto para el sistema sanitario como para los pacientes porque cumple tres objetivos fundamentales: la reducción de los tiempos de diagnóstico, al disminuir el tiempo de acceso a una primera prueba; la disminución del número de derivaciones innecesarias a otros niveles asistenciales y, por último, una mejor orientación de la derivación a Atención Hospitalaria.