Cerca de un centenar de personas se concentran contra los delitos de odio en Móstoles tras la agresión a un actor negro

Concentración contra el racismo en Móstoles tras la agresión a un actor negro
KEA/EUROPA PRESS
Publicado 07/03/2018 14:21:25CET

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cerca de un centenar de personas se han concentrado este miércoles en Móstoles para condenar el racismo y los delitos de odio, después de que el actor africano Marius Makon fuera agredido con una botella cuando se encontraba en una cervecería del municipio.

"Cuando una persona te dice 'negro de mierda vete a tu país', eso ya es racismo, y esta mujer lo hizo. Lo que más me dolió fue cuando me soltó, soy blanca, te puedo matar y no pasa nada. Yo pensé, a esa chica hay que salvarla", ha manifestado Makon.

El actor, que ha agradecido el apoyo recibido, ha insistido en que se siente español, que su hija también lo es y que él la ha enseñado a amar su país, y respetar las leyes, "porque tiene la Constitución del 78 que la protege", poniendo en duda que su agresora conociese este punto.

"Soy negro, pero mi alma va por encima del color de mi piel. Soy un ser humano como ella. Creo que necesita cariño y yo, de verdad, que la perdono", ha expuesto.

También han estado presentes miembros de la Red Madrileña de Inmigración y Ayuda al refugiado, así como el director del Servicio Jurídico de esta organización, Estanislao Naranjo Infante, quien ha explicado que se ha presentado una denuncia ante la Fiscalía entendiendo que "existe un delito de lesiones con agravante específica en relación al odio, establecido en el Código Penal".

Naranjo lo explica detallando que la agresión a Marius "se hace en función de su carácter racial" como se percibe "en los insultos que se le producen en el momento en el que es atacado".

Al ser preguntado por si en el atestado policial los agentes negaban que existiese un delito de odio, el director del Servicio Jurídico ha dicho que ellos "no tiene facultades" para hacer la calificación jurídica y que el documento "simplemente recoge los hechos y los manda al Juzgado, por lo que lo que digan a ese respecto es irrelevante".

La alcaldesa, Noelia Posse, ha querido dejar claro que Móstoles es una "ciudad abierta, tolerante" y que están "muy indignados por lo que ha sucedido", condenando "todo tipo de violencia, la ejerza quien la ejerza".

Por su parte, el concejal de Cultura Bienestar y Vivienda, Gabriel Ortega, ha explicado que la concentración es consecuencia de la "alarma y preocupación" que les produjo "la agresión racista" producida en la ciudad.

"Queríamos contar con la presencia de Marius porque no aceptamos que la impresión que se llevó esa noche de nuestra localidad, sea la que le quede en la retina", ha concluido.