Las chabolas de Las Sabinas y el Ventorro serán desmanteladas

Actualizado 17/12/2013 22:26:58 CET

MÓSTOLES, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -  

   El presidente regional, Ignacio González, ha anunciado este jueves el inicio del desmantelamiento de dos núcleos chabolistas de la región, el 'Río Guadarrama - Las Sabinas' en Móstoles y el de El Ventorro en el distrito de Villaverde, el último poblado de estas características susceptible de ser realojado que permanece en Madrid capital.

   En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que hoy se ha celebrado en Móstoles, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y el alcalde del municipio, Daniel Ortiz, han firmado un convenio por el que ambas administraciones colaborarán para desmantelar el núcleo chabolista 'Río Guadarrama-Las Sabinas' en este municipio.

   El objetivo, según explicó el presidente, es desmantelar este poblado y realojar a 252 familias que actualmente residen en él en condiciones de insalubridad, a las que, además, se les realizará un seguimiento de entre 5 y 7 años para garantizar su integración social. El acuerdo debe contar también con el beneplácito de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

   El realojamiento concluirá a finales de 2017 pero los trámites comenzarán de inmediato, según ha explicado el alcalde. "Es una solución histórica que demuestra el compromiso de la Comunidad y su presidente con la ciudad", ha añadido, al tiempo que ha destacado la estrecha colaboración entre instituciones.

   La firma de este convenio es el último paso para hacer posible el  desmantelamiento de un núcleo en el que la Comunidad, a través del  Instituto de Realojamiento e Integración Social (IRIS), lleva realizando  inspecciones y trabajando desde 2007. De hecho, se asignarán viviendas del IRIS para la población desalojada y se les realizarán criterios de evaluación social, seguimiento y fórmulas de inserción social y laboral.

   El convenio supondrá una inversión de 8 millones de euros que será cofinanciada al 50 por ciento por la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento. El Consistorio procederá al desalojo y derribo de todas las infraviviendas para el completo desmantelamiento del núcleo chabolista y la total recuperación del entorno para los ciudadanos.

   Este acuerdo da continuidad, además, a la colaboración entre el  Gobierno regional y el Ayuntamiento de este municipio que comenzó ya en 2005 con la demolición total del núcleo chabolista de 'Vereda del Pan y del  Agua' y el realojamiento de 70 familias.

   La erradicación de este poblado resulta fundamental para mejorar la  calidad de vida de estas familias y, además, para evitar el riesgo que  suponen las posibles inundaciones de la zona para su seguridad, ha dicho González, que ha añadido que son "razones humanitarias, sanitarias, de seguridad y medioambientales aconsejan acometer esta operación, teniendo en cuenta, además, el riesgo por crecidas del río Guadarrama que amenaza a este núcleo".

LA ACTUACIÓN, PASO A PASO

   El Protocolo contempla que el Consistorio iniciará y tramitará los correspondientes expedientes administrativos, incluidas las solicitudes de autorización judicial de entrada en domicilio para la ejecución forzosa de los actos municipales dictados en estos expedientes, a todos los ocupantes de las chabolas del núcleo chabolista al que se refiere este Protocolo, para su desalojo y posterior demolición por razones de legalidad, seguridad, salubridad y sanidad.

   Tramitados y resueltos los correspondientes expedientes administrativos, el Ayuntamiento de Móstoles, procederá al derribo de todas las chabolas e infraviviendas y al desmantelamiento del núcleo chabolista dentro de su ámbito competencial.

   Por su parte, el IRIS se compromete a realojar en viviendas en régimen de alquiler social a las familias chabolistas que cumplan los requisitos establecidos en el Protocolo. Además, efectuará el acompañamiento y la  atención social de todas las familias hasta conseguir su plena integración en la sociedad. Una vez derribadas las chabolas y realojadas las familias que cumplan los requisitos -y desalojadas las restantes-, el Ayuntamiento de Móstoles inhabilitará los terrenos para evitar la construcción de nuevas chabolas.

   Otro de los fines del acuerdo es impedir la ocupación indiscriminada y muchas veces ilegal de suelos públicos y privados, así como el hecho de vivir en condiciones precarias. "El objetivo final es conseguir la recuperación de dicho entorno para los vecinos de Móstoles y acabar con una situación histórica en nuestro municipio", ha recordado Ortiz.

DESMANTELAMIENTO DEL VENTORRO

   Por otro lado, Ignacio González anunció que la Comunidad procederá también al desmantelamiento del núcleo chabolista 'El Ventorro', en el distrito de Villaverde. Al igual que en el caso de Móstoles, el desmantelamiento de este poblado también va a ser posible gracias a la labor que el IRIS lleva realizando desde 2005 para preparar a las familias para el realojamiento, unas 89.

   El dirigente regional ha asegurado que dos importantes operaciones concluye un intenso trabajo de erradicación del chabolismo que el Gobierno regional ha venido acometiendo en los últimos años, y que ha supuesto el realojo de 244 familias, que suman más de mil personas.

   Estos trabajos comenzaron tras el desmantelamiento de 'El Cañaveral', que concluyó en 2009 y 'Las Mimbreras' y 'Santa Catalina', ambos finalizados en 2011. En los últimos 15 años, la Comunidad de Madrid ha desmantelado 109 núcleos chabolistas, lo que implica que 2.174 familias, y casi 9.000 personas.

   González ha indicado que tras junto al Ventorro y las Sabinas el otro núcleo importante de infraviviendas que quedan en la región es la Cañada Real. "La Comunidad, después de 50 años, ha abordado este problema y estamos en fase de solución. Hemos alcanzado acuerdo con ayuntamientos para poner en marcha programas sociales. Llevará más tiempo pero acabaremos con este problema que nadie le metió mano salvo el Gobierno del PP. Tenemos orientado el asunto para encontrar una solución definitiva", ha añadido.

    "La erradicación del chabolismo ha sido una prioridad en los últimos años porque una comunidad como la nuestra que lidera el progreso social y económico tiene que evitar estos focos chabolistas. Con estos esfuerzos damos un paso más para la erradicación del chabolismo que tenemos que evitar en una sociedad moderna del siglo XXI", ha concluido González.

EL ORIGEN DE LAS SABINAS

   En los inicios de los años sesenta del pasado siglo se produjeron a orillas del cauce del Río Guadarrama diversos asentamientos que de forma sistemática fueron incrementando su número. Gran parte de aquellos asentamientos surgieron de la ampliación de los casetones de las huertas próximas, en construcciones que inicialmente servían para descanso y posteriormente se transformaron en segunda vivienda.

   Con el paso del tiempo aquellas construcciones iniciales se transformaron en viviendas habitadas la totalidad del año, a la vez que se iban construyendo infraviviendas en las zonas más próximas junto al río.

   Dichos asentamientos se encuentran establecidos en la zona de la llamada calle "Esteban García", asentamientos en la ribera de San Pedro, situada en el lado izquierdo de la Nacional V dirección a Navalcarnero, y ribera del río Guadarrama , así como los de la ribera del Arroyo del Soto.

   Dichas edificaciones se sitúan por ello en el propio cauce, determinado por el organismo estatal de la Confederación Hidrográfica del Tajo, en el ámbito espacial del Curso Medio del Río Guadarrama, cuya gestión corresponde a la Comunidad de Madrid.

   Muchas de las infraviviendas no reúnen las condiciones de salubridad y, en la totalidad de los asentamientos, hay falta de dotaciones de urbanización ante la imposibilidad de llevarlas a cabo, al tratarse de suelo no urbanizable de especial protección los límites que corresponden al Parque Regional, ha indicado el Ayuntamiento de Móstoles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies