Chapinería, Daganzo u Orusco también celebran estos días sus pasiones vivientes

Semana Santa
DIÓCESIS DE GETAFE
Publicado 30/03/2018 9:04:37CET

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

Además de Morata de Tajuña, Chinchón y Villarejo de Salvanés, otros municipios madrileños menos conocidos celebran sus pasiones vivientes y vía crucis estos días.

En Chapinería, localidad del suroeste de la región de 1.400 habitantes, más de 50 vecinos participarán desde el mediodía de hoy, Viernes Santo, en un Vía Crucis viviente organizado por la Cofradía de los Cuatro Pasos, que se lleva celebrando desde 1960. Todo la localidad prepara desde hace semanas las 14 estaciones con los personajes que están descritos en el Vía Crucis.

Por su parte, los vecinos de Daganzo de Arriba realizarán la representación de la Pasión, que comenzará al principio de este noche de Viernes Santo, después de los oficios y del Vía crucis a cargo de la Hermandad del Santo Sepulcro de Daganzo.

Todos los actores son habitantes de la Villa. Para llevar a efecto este espectáculo se habilitan diferentes espacios en distintas partes de la plaza y se reserva el centro de esta para el público asistente. La puesta en escena alcanza su cenit con la representación de la resurrección de Cristo, pues el actor que lo encarna aparece ante los atónitos ojos del público asistente ascendiendo a una gran altura.

A las 22 horas de hoy, en Carabaña se recreará en la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén. La primera de las diez escenas que se desarrollarán en distintos lugares del pueblo, culminarán con la subida al Calvario, en la calle Real, y con la muerte y resurrección, en la Plaza de España.

En Belmonte del Tajo, también esta noche sus vecinos celebrarán en varios escenarios de la plaza de la Constitución una de las pasiones más características de la comarca. Se celebra desde 1994, año en el que un grupo de vecinos y el entonces párroco se deciden a teatralizar por primera vez la Pasión de Jesús. A partir del año 1997 la asociación cultural 'La Estrella' es quien se ocupa de la dirección de esta celebración.

Participan en el evento unas 150 personas, artistas aficionados de la localidad. Tanto los escenarios como los trajes han sido confeccionados por ellos. En los años 2003, 2004 y 2005 Belmonte de Tajo fue invitado en Adra, Almería, para llevar a cabo su singular puesta en escena de la Pasión de Cristo, según indica el Ayuntamiento de la localidad en su guía turística.

Asimismo, en Orusco de Tajuña el Sábado Santo los residentes del municipio representarán la Pasión de Cristo acompañados por una banda de tambores y cornetas.