Cierra ArcoMadrid 2018, una edición eclipsada por la polémica retirada de la obra 'Presos Políticos'

Santiago Sierra siembra la polémica en ARCO con su obra Presos políticos
EUROPA PRESS
Publicado 25/02/2018 19:09:54CET

La 37ª edición de la feria, donde ha vuelto a predominar la pintura, también ha acogido reivindicaciones feministas

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La polémica retirada de la obra 'Presos políticos', de Santiago Sierra, y el debate generado en torno a ello sobre la censura y la falta de libertad de expresión ha eclipsado la 37ª edición de ARCOmadrid, que cierra sus puertas este domingo.

La controversia con respecto a esta pieza --compuesta por 24 retratos con un precio de 80.000 euros más IVA y que mostraba retratos pixelados de políticos, entre otros, encarcelados como Oriol Junqueras o 'Los Jordis'-- estalló desde primera hora del miércoles, 21 de febrero, día en que abría sus puertas la feria a los profesionales, al acceder la galerista Helga de Alvear a retirar el montaje de Santiago Sierra a petición del presidente de Ifema.

Ifema justificó la retirada al entender que "la polémica generada perjudicaba la visibilidad" del conjunto de contenidos de la Feria. La Junta de Ifema avaló, con los votos en contra del Ayuntamiento de Madrid y la Fundación Montemadrid, la petición del presidente. Al día siguiente, Ifema se disculpó con los galeristas.

Una serie de cinco fotografías realizadas por el artista alemán Thomas Ruff ocuparon el espacio en blanco que dejaba 'Presos Políticos'.

Así, fueron numerosos los representantes de la política española los que valoraron la retirada de la obra, haciendo especial hincapié en la falta de libertad de expresión. Desde el Gobierno se recalcó en numerosas ocasiones que no había en España presos políticos, mientras que desde el PSOE, Ciudadanos y Podemos rechazaban su retirada. El director de ARCOmadrid, Carlos Urroz también expresó su disconformidad con lo sucedido.

Antes de su retirada, el productor catalán Txato Benet ya había comprado la obra, que se expondrá en el Museo de Lleida. El artista realizará este lunes 26 de febrero una presentación de la obra en Madrid y tiene prevista otra presentación en Valencia.

REIVINDICACIONES DE MUJERES Y ADOCTRINAMIENTO EDUCATIVO

Esta 37ª edición también ha puesto el foco en el futuro, en las mujeres y en los nuevos coleccionistas, con un total de 208 galerías de 29 países --49 de ellas por primera vez en la feria--, aunque en esta edición, sin país invitado.

Al igual que sucedió en la gala de los Goya, ha habido reivindicaciones feministas. En este caso, cerca de 60 artistas protagonizaron una reivindicación el primer día de Feria para reclamar más espacio para las mujeres artistas.

Con un signo de geolocalización en la cabeza a modo de diadema, estas artistas fueron paseando por distintos stands de galerías para "recordar la ausencia" de mujeres en esta feria. La iniciativa, encabezada por Yolanda Domínguez, pretendía también llevar a las redes esta reivindicación bajo el hashtag '#estamosaquí'.

OTRAS OBRAS QUE HAN GENERADO "EXPECTACIÓN"

Más allá de la retirada de 'Presos Políticos', ARCO también suele ser centro de polémicas sobre el contenido y el significado de las obras que expone. Así, el artista Paulo Nenflidio's ha tomado en esta edición de 2018 el relevo al polémico vaso de agua medio lleno del artista cubano Wilfredo Prieto que fue uno de los protagonistas de la edición de 2015.

La obra de Nenflidio's representa una copa de agua al lado de un péndulo que, oscilante, amenaza con golpear el envase sin que la colisión se produzca en ningún momento, mientras una luz ilumina la estancia. Según indicaron a Europa Press fuentes de la galería Baró, donde se expone, la obra está generando mucha "expectación".

Los visitantes de ARCO también han tenido la oportunidad de ver expuesto un Picasso ('Nature morte'), valorado en 2,5 millones de euros, y que vende la galería Leandro Navarro. El cuadro es una de las piezas que ha alcanzado un mayor precio en esta edición, mientras que 'La noche es nuestra', de Pauline Fondevila, y una escultura en ganchillo de Alex Francés --ambas de la galería Rosa Santos y por un precio de 800 euros--, son las piezas más baratas de ARCOmadrid2018.

Tras un balance comercial "muy positivo", ARCO cierra este domingo una edición en la que se han sucedido un "alto ritmo de ventas", recuperando así "posiciones previas a la crisis", según los organizadores.

La próxima edición de ARCOmadrid se celebrará del 20 al 24 de febrero de 2019 y contará con Perú como País Invitado de Honor, al tiempo que la organización se encuentra ya trabajando en la 3ª edición de ARCOlisboa, que tendrá lugar del 17 al 20 de mayo en la Cordoaria Nacional.