El cierre al tráfico en Gran Vía llegará finalmente en junio

Contador
Gran Vía
EUROPA PRESS
Actualizado 05/10/2017 17:14:36 CET

En Navidad se repetirá el dispositivo que dará más espacio al peatón. Inmediatamente después comenzarán obras de ampliación de aceras y, ya en junio, se cerrará al tráfico definitivamente con la gran APR

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El cierre al tráfico de no residentes en Gran Vía se producirá en junio, cuando entre en vigor el Área Central Cero Emisiones, e irá precedido por el dispositivo de circulación que se pondrá en marcha en Navidad, similar al del año pasado e, inmediatamente después de éste, las actuaciones para ampliar las aceras, con los necesarios cortes que se anunciarán en su momento, ha aclarado este jueves el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.

"Se plantea un cierre similar en Navidad al del año pasado (ampliación de aceras para el peatón) y lo razonable es coordinar esa actuación con las obras en aceras, que comenzarán inmediatamente después", ha indicado el edil.

Para el cierre definitivo al tráfico de los no residentes habrá que esperar hasta junio de 2018, cuando se ponga en marcha el Área Central Cero Emisiones, la gran Área de Prioridad Residencial (APR) de Centro, con un perímetro delimitado por Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta, Génova, Paseo de Recoletos, Paseo del Prado, Ronda de Atocha, Ronda de Valencia, Ronda de Toledo, Gran Vía de San Francisco, Bailén, Plaza de España, Princesa y Serrano Jover.

Calvo ha contestado a preguntas de la prensa en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno que el Ayuntamiento busca enlazar el cierre al tráfico de no residentes en Navidad con las restricciones a la circulación que conllevarán las obras de ampliación de aceras en Gran Vía, espacio en el que se perderá un carril mientras se desarrollen los trabajos. El delegado ha insistido en que no se trata de una peatonalización integral.

De las restricciones se irán comunicando puntualmente a la ciudadanía a medida que se vayan definiendo, ha asegurado el concejal. La apertura de un carril para los peatones, dentro del dispositivo de Navidad, es una iniciativa promovida desde el área de Medio Ambiente y Movilidad pactada con comerciantes y vecinos. Ya se puso en marcha el año pasado. "Creemos que los madrileños, en su mayoría, estaban encantados", ha diagnosticado el delegado.

Las siguientes afecciones al tráfico se irán anunciando a medida que avancen las posteriores obras de ampliación de aceras en Gran Vía, algo que "no tiene que ver con la gran APR, que está prevista para junio". Las obras de ampliación de aceras, que comenzarán tras las Navidades, podrían extenderse durante unos diez meses, de modo que, antes de que concluyeran, ya estaría en marcha el cierre al tráfico de paso dentro de la gran Área Central Cero Emisiones, prevista para junio.

ÁREA CENTRAL CERO EMISIONES

El Ayuntamiento busca eliminar el tráfico de paso (que no tiene origen y destino el centro) y el impulso de la regeneración del centro urbano con un nuevo modelo de movilidad que priorice al peatón, la bicicleta, el transporte público y a los vehículos menos contaminantes.

Así, una de las novedades de la gran Área Central Cero Emisiones, incluida en el Plan A de Calidad del Aire, que se pondrá en marcha en junio es que no habrá calles abiertas al tráfico, incluyendo Gran Vía, dentro de los mismos criterios de accesos que el resto del ámbito. Esto supone que desaparecen las calles de libre circulación y, por lo tanto, las plazas azules desaparecerán.

A su interior podrán acceder los coches de los residentes e invitados, propietarios de plazas de aparcamiento y usuarios de aparcamiento de uso público, servicios y transporte público, VTC, motos en horario diurno, vehículos 0 emisiones, vehículos de personas con movilidad reducida, transporte colectivo y vehículos industriales, comerciales y de mercancías, con horario extendido para los menos contaminantes.

El Consistorio anunció que instalará en los puntos de acceso al perímetro del Área Central Cero Emisiones toda una serie de paneles informativos sobre la disponibilidad de plazas libres en los aparcamientos públicos para que no entren los vehículos en la gran APR si los parkings están llenos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies