Cifuentes defiende que rebajas fiscales no se han negociado con Cs porque no estaban en el acuerdo pero espera su apoyo

386835.1.644.368.20180313124846
Vídeo de la noticia
Publicado 13/03/2018 12:48:46CET

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha defendido que las rebajas fiscales aprobadas por el Gobierno regional este martes no han sido acordadas con Ciudadanos porque forman parte del programa electoral del PP y no del acuerdo de investidura, aunque ha incidido en que espera su apoyo.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, tras lanzar el anuncio que recoge bajada de IRPF y bonificación de Sucesiones, la dirigente madrileña ha defendido que en cuanto a fiscalidad únicamente el pacto con la formación naranja se refería a dos asuntos: no subir el IRPF y no crear nuevos impuestos. "Cosas que estamos cumpliendo", ha defendido.

Así, estas rebajas fiscales, tal y como ha dejado claro Cifuentes, "obedecen exclusivamente al programa electoral del PP y del cumplimiento del compromiso" que contrajeron con los madrileños. Por ello, ha defendido que se no ha acordado con Ciudadanos sino que han aplicado su propia capacidad normativa, aunque esperan contar con su apoyo.

"Esperamos que apoye la iniciativa porque, al menos en Madrid aunque en otros lugares es diferente, siempre se han manifestado favorables a una fiscalidad reducida. Confiamos y esperamos su apoyo, imprescindible para que pueda salir adelante", ha indicado.

En este punto, ha indicado que es ahora cuando la formación que lidera Ignacio Aguado tendrá la oportunidad de demostrar que creen "en una política fiscal baja, en un sistema económico en el que la política fiscal cumple una función recaudatoria y no confiscatoria". Para la dirigente madrileña, se está a favor en contra de que haya fiscalidad baja y se está a favor o en contra de bajar los impuestos.

Esta misma postura ha defendido la consejera de Economía y Hacienda, Engracia Hidalgo, quien ha defendido que "nadie debería enfadarse" porque se está cumpliendo tanto el acuerdo de investidura como los compromisos electorales. A partir de ahora, ha defendido la consejera, es momento de "sentarse".

En cuanto al momento de la aprobación y a las posibles críticas porque en su momento rechazaron bajar el IRPF a petición de los naranjas, Cifuentes ha defendido que tomaron esa postura porque esperaban a que se aprobasen los Presupuestos del Estado para 2018, que contemplan en principio una bajada en el tramo general, que afectaría a toda España.

Pero, al estar las cuentas "en una situación de bloqueo" su Ejecutivo no puede renunciar a la acción de Gobierno ni renunciar a cumplir con los compromisos electorales. Cifuentes ha insistido en que "es un compromiso electoral" y por tanto quieren que se haga.

"Quedan 14 meses para las elecciones ¿qué quieren que estemos 14 meses sin gobernar, sin hacer nada, sin llevar a cabo ningún proyecto? Eso no lo vamos a hacer, estamos gobernando desde el primer día y lo vamos a hacer hasta el último", ha defendido.