Cifuentes, partidaria de multar a clientes de prostitutas y aumentar las penas de delitos en la nueva Ley de Seguridad

Cristina Cifuentes
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN MADRID
Actualizado 17/12/2013 22:41:16 CET

Dice que la redacción del nuevo Código Penal "ni legaliza la prostitución ni facilita el proxenitismo, como se ha dicho"

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, se ha mostrado este viernes "muy partidaria" de incrementar las penas en lo referido a los delitos de trata de blancas y proxenitismo y aumentar las sanciones a proxenetas y también a clientes dentro de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana "tal y como se ha hecho en otros países europeos como recientemente en Francia".

En cambio, se ha mostrado en contra de multar a las prostitutas y de criminalizarlas porque "una gran parte son víctimas de trata" y ha recalcado que no se va a sancionar, "bajo ningún concepto", a la persona víctima de trata.

Además, Cifuentes considera, respecto a las personas que ejercen la prostitución de manera voluntaria, que "no es una profesión y es una actividad degradante para las mujeres". "Me cuesta creer que las mujeres que lo ejercen de manera voluntaria si pudiesen dedicarse a otra actividad no lo hicieran", ha añadido.

La delegada del Gobierno ve "difícil" que se impida el ejercicio de la prostitución en determinadas zonas si al final no hay sanciones. "Espero que este punto pueda llegar a un acuerdo en el trámite parlamentario porque la carga aquí hay que imponerla el cliente y no la prostituta", ha apostillado.

PROYECTO UNIFICADOR

La representante del Gobierno en Madrid también ha aplaudido que el anteproyecto de Ley "unifique de alguna manera mínima" las conductas perseguibles en cuanto a los lugares donde se ejerce la prostitución, ya que hasta ahora cada ayuntamiento lo establecía en ordenanzas. "No parece que tenga mucho sentido que en Barcelona haya unas normas, en La Coruña otras, o en Madrid otras", ha dicho.

Respecto a las críticas de rapidez que ha recibido el Ministerio del Interior para redactar esta nueva normativa, Cristina Cifuentes ha aclarado que llevan trabajando en este borrador más de un año y medio.

"Poco después de llegar a la Delegación de Gobierno presenté al anterior secretario de Estado de Seguridad un texto con algunas aportaciones de cuestiones que pensábamos que se deberían incluir en el borrador y estoy agradecido que muchas de las cuales se han reflejado en el mismo", ha dicho.

De hecho, una de ellas era dicho marco común nacional y que el proyecto tipifique como infracción grave, con multas de entre 1.001 y 30.000 euros, el ofrecimiento, solicitud, negociación o aceptación de servicios sexuales retribuidos a zonas concretas cuando puedan suponer un riesgo para la seguridad vial y cuando se produzcan en zonas de tránsito y lugares próximos a colegios, parques infantiles.

"La colonia Marconi es un caso claro de lugares donde la prostitución no puede ser ejercida la prostitución por pura lógica y por la petición de la totalidad del vecindario", ha apostillado la delegada en una rueda de prensa sobre la desarticulación de una red dedicada a la explotación sexual de mujeres nigerianas en dicho polígono.

NUEVO CÓDIGO PENAL

A preguntas de los periodistas, la delegada del Gobierno también ha respondido a las críticas socialistas y de alguna asociación jurista contra las modificaciones que el Ministerio de Justicia pretende incluir en el nuevo Código Penal sobre proxenetismo y que consideran que genera "ambigüedades" en la persecución de los delitos de explotación sexual.

En concreto, se establece en la nueva redacción qué sólo serán punibles estas situaciones cuando la víctima "se encuentre en una situación de dependencia personal y económica, que no le deje otra alternativa, real o aceptable, que el ejercicio de la prostitución", o el hecho de que "se impongan para su ejercicio condiciones gravosas o desproporcionadas o abusivas".

Al respecto, Cifuentes ha asegurado que el nuevo Código, que acaba de iniciar su tramitación parlamentaria, "ni legaliza la prostitución ni facilita el proxenitismo, como se ha dicho".

"La prostitución no es una actividad ilegal, ni está tipificada ni lo va a estar en el próximo Código. Están tipificados y van a seguir estándolo los delitos de explotación, la trata de seres humanos, tanto con fines de explotación sexual, como de otro tipo, y también el proxenetismo", ha precisado.

Además, la representante del Gobierno de la Nación en Madrid ha asegurado que el nuevo Código "dota de más herramientas a la Policía para perseguir y castigar el proxenetismo en los casos en los que las mujeres no denuncian y no se da la condición del uso de la violencia física, que requiere la legislación actual para actuar contra las redes de proxenetas".

"Esa modificación se ha introducido por petición expresa de la Dirección General de la Policía porque se veía que en la realidad a veces era difícil actuar contra los proxenetas si algunas víctimas no denunciaban. Es mucho más fácil ir contra este tipo de delitos cuando las víctimas denuncias porque ejercer la prostitución en sí no es delito", ha explicado.

Cristina Cifuentes considera que las críticas lo único que quieren las es "introducir otros elementos de debate en un Código Penal muy esperado porque introduce elementos más eficaces para la persecución del delito de todo tipo".

"Es un texto que está en trámite parlamentario y sufrirá modificaciones de todo tipo y espero que en una ley de tantísima importante se pueda llegar a un gran consenso de todas las fuerzas políticas porque este tipo de leyes deben tener una voluntad de continuidad en el tiempo", ha añadido.

"El Código Penal no es una ley, a mi juicio, que pueda cambiarse cuando cambie el Gobierno. El consenso requerirá modificaciones en las Cortes Generales", ha concluido la delegada del Gobierno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies