Cifuentes rechaza acusaciones de "deslealtad" de Madrid por el protocolo anticontaminación

CIFUENTES, EN LA PRESENTACIÓN DE LA CAMPAÑA DE FOMENTO DEL TRANSPORTE PÚBLICO TR
D.SINOVA/COMUNIDAD DE MADRID
Actualizado 11/01/2017 12:59:08 CET

Asegura que "el único borrador como tal es el que se ha publicado en el Portal de la Transparencia"

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha rechazado este miércoles las acusaciones de "deslealtad" por parte del Ayuntamiento de la capital a raíz del borrador del protocolo anticontaminación de la Comunidad de Madrid, que insta a tomar medidas cuando se registran 200 microgramos de NO2 por metro cúbico y no 180, como fija el del Consistorio.

La polémica llega porque en el mes de julio cuando se presentó el primer borrador, la Comunidad, al igual que el Consistorio, fijaba la cifra en los 180 mg/m3, y ahora cuando ha sacado el documento a información pública en su web lo ha subido a 200, algo que la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha tildado de "error de primera magnitud".

Cifuentes ha explicado que la Comunidad lleva un año trabajando en un protocolo marco y en ese protocolo marco ha habido muchos documentos previos de trabajo donde se han contemplado hipótesis diferentes, pero ha remarcado que "hasta la fecha el único borrador como tal es el que se ha publicado en el Portal de la Transparencia para que cualquier ciudadano pueda hacer alegaciones y aportaciones".

Además, ha insistido, "es el documento que se está hablando con ayuntamientos en la mesa de calidad del aire". "No entiendo esa acusación de deslealtad porque todo el debate se ha producido en la mesa", ha remarcado.

Cifuentes, que ha indicado que el de la Comunidad es "un protocolo orientativo", ha defendido que "la Comunidad de Madrid está regulando de la misma manera y con los mismos límites y parámetros que hace la Organización Mundial de la Salud (OMS), todas las grandes capitales y la Unión Europea (UE)" y la ciudad de Madrid usa parámetros diferentes porque así lo decidió el Ayuntamiento.

Ha insistido en que el protocolo es "orientativo" y ha señalado que no están de acuerdo con la medida de restricción del tráfico por el número de matrícula, una medida que, según ha relatado, se ha rechazado por "obsoleta" en capitales donde se estaba aplicando y que "beneficia claramente a las personas con más recursos económicos".

Desde el Ejecutivo autonómico apuestan por penalizar a los automóviles que más contaminan y ha esperado que el Ayuntamiento "recapacite sobre la propuesta".