Cifuentes subraya en el Congreso que no participó en las campañas "ni b, ni c, ni d" del PP de Madrid

Cifuentes comparece en la comisión sobre la presunta financiación ilegal del PP
EUROPA PRESS
Publicado 20/03/2018 15:47:34CET

Remarca que saldrá de la política "con menos" de lo que entró y que sólo rinde cuentas de su gestión como líder del partido desde 2017

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid y del PP en la región, Cristina Cifuentes, ha defendido en el Congreso que jamás participó en las campañas "ni b, ni c, ni d, ni de ninguna letra del alfabeto" del PP de Madrid así como que su papel en la "campaña a" en los comicios de 2007 y 2011 era "exclusivamente de movilización", como secretaria territorial que se encargaba de que los militantes acudiesen a los actos, no de "gestión ni económica".

La dirigente madrileña ha hecho estas declaraciones este martes ante la comisión de investigación del Congreso sobre la presunta financiación ilegal del PP. Cifuentes que ha acudido a la Cámara arropada por el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, y el portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando, se ha convertido en la primera dirigente del PP en activo en comparecer ante este órgano.

La presidenta madrileña ha insistido en varias ocasiones en que "nunca jamás" participó "en la administración ni en la gestión" del PP de Madrid ni de sus campañas electorales hasta hace un año cuando fue nombrada presidenta. Ha admitido, eso sí, que estaba en el comité de campaña, pero ha reiterado que su responsabilidad era la "movilización de dirigentes y de las personas para que fueran a los mítines".

"PUNTO PELOTA"

"Punto pelota", le ha espetado al portavoz socialista, Artemi Rallo, quien ha remarcado que Cifuentes compatibilizó su cargo de secretaria Territorial con su puesto como patrona de Fundescam y le ha preguntado también sobre la adjudicación al expresidente de la patronal madrileña CEIM Arturo Fernández de la cafetería de la Asamblea de Madrid cuando ella era vicepresidenta de la institución.

La presidenta ha explicado que no intervino en "ninguna de las decisiones de Fundescam", fundación vinculada al PP supuestamente utilizada para financiar ilegalmente al partido, en la que entró en febrero de 2005 y estuvo hasta 2008, y que se limitó a "aceptar el cargo y participar en una Junta en la que se modificaron los Estatutos". "No intervine en ninguna de las decisiones de la fundación", ha dicho.

Además, ha replicado que todas las adjudicaciones que realizó la Asamblea se acordaron por unanimidad, es decir también con el apoyo del PSOE e IU y siempre a la empresa que, según los técnicos, habían presentado las mejores ofertas.

También ha negado que la Policía o la Guardia Civil le hayan acusado de cuestiones relacionadas con este asunto. "En mi larguísima trayectoria, de más de 30 años, jamás he sido investigada ni imputada", ha indicado, añadiendo que sí hubo dos informes de la UCO sobre la adjudicación de la citada cafetería que ella respeta pero no comparte. Aunque ha defendido el trabajo de la Benemérita ha insistido en que esos informes de la UCO "no se sostienen", aunque tendrá que ser el juez instructor quien diga la última palabra.

ARTURO FERNÁNDEZ, EN VARIAS INSTITUCIONES

"Me parece muy bien que se investigue todo lo que se tenga que investigar, pero yo actué conforme a la normativa vigente", ha incidido, reiterando que la adjudicación fue "nítida" y que ella en aquel momento no sabía que Arturo Fernández "era donante o no" de su partido, pero sí que su empresa tenía "mucha implantación" en Madrid, porque entre otras llevaba los servicios de restauración del Congreso, el Senado y la UGT. "Y no sé si la Casa Real", ha remachado.

Y también ha dicho desconocer si era o no donante del PP el constructor Joaquín Molpeceres. "Sé quien es, pero no tengo con él ninguna relación", ha afirmado. Igualmente, ha dicho no tener "nada que ver" con Alfonso del Corral, Daniel Mercado y José Luis Huerta, empresarios que han confesado que contribuyeron a la financiación ilegal del partido.

Cifuentes ha aprovechado para remarcar que ella demuestra "con hechos y palabras" que tiene "tolerancia cero" contra la corrupción, "venga de donde venga y afecte a quien afecte" porque la considera "una maldición" para todos los partidos. Por eso, ha añadido, su Gobierno está personado en los casos 'Púnica', 'Lezo' y 'Gürtel'.

SÉ LO MISMO QUE USTED DE LOS ERE: NADA

"Si quiere le leo sus ranas", le ha contestado Rallo, a quien Cifuentes ha acusado de intentar involucrarle en un asunto en el que ella no tiene nada que ver. "Yo de eso sé probablemente lo mismo que lo que sabe usted de mayor caso de corrupción que se ha producido en España, que es el caso de los ERE de Andalucía: Nada", ha zanjado Cifuentes.

En respuesta al diputado de ERC Joan Tardà, la presidenta ha admitido que le resulta "verdaderamente bochornoso" que cargos y dirigentes de su partido hayan podido aprovechar su posición para cometer irregularidades o enriquecerse, pero subrayando que "cada cual tiene que asumir sus propias responsabilidades" y que las suyas como presidenta de la Comunidad empezaron en junio de 2015 y como líder del PP en la región en marzo de 2017.

"NO SOMOS TODOS"

Por otra parte, ante las preguntas del diputado de Podemos Íñigo Errejón, ha asegurado que como miembro del Comité de Garantías Regional del partido no pudo actuar contra el exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados cuando se descubrió que tenía una cuenta en Suiza o contra el expresidente de la Comunidad Ignacio González cuando se le vio paseando por Colombia con bolsas que supuestamente llevaban dinero negro porque en esos momentos eran "senador" y "vicepresidente", respectivamente, y correspondía al Comité de Garantías Nacional.

Cifuentes ha sostenido que en un principio esas informaciones le parecían "preocupantes" y que se trataba de "cosas que había que contrastar". En lo referido a su relación con Granados, ha insistido en que ambos trabajaron en la dirección del partido, eran secretarios de área.

Según la presidenta, su relación era "correcta" pero "nunca fueron amigos". Cree además que las acusaciones que éste ha vertido contra ella se deben a una "venganza". En este punto, Errejón le ha preguntado si conocía a diversas personas que habrían denunciando prácticas ilegales de financiación y que ya no están en el partido, a diferencia de ella que ahora lo dirige. "Jamás" conoció sus denuncias, ha defendido ella.

En cuanto a las elecciones de 2007, Errejón ha sostenido, portando un papel subrayado en rosa con nombres, que "seis de trece miembros de la dirección del partido están investigados y dos han aparecido en el sumario de la trama Púnica". Para Cifuentes, esto "desde luego normal no es" y tampoco es "conveniente". "A mí me parece que la corrupción política nos ha hecho mucho daño. Usted da por hecho que somos todos. A usted le gustaría que mi nombre estuviera en rosa", le ha soltado al parlamentario.

COLABORA CON LA JUSTICIA

Sobre el período actual, el diputado de Podemos ha asegurado que la Guardia Civil considera que la Comunidad de Madrid mantiene "cierta autoprotección" con aquellos que han tenido un cargo orgánico o de responsabilidad, algo que ella ha negado asegurando que el Gobierno regional está colaborando con la Justicia.

En esta línea, el diputado de Ciudadanos Toni Cantó ha preguntado por tuvo conocimiento de cómo se financió su campaña en 2015. La dirigente 'popular' ha respondido que de ello se encargaba la dirección del partido pero que de haber conocido algo "lo hubiera denunciando", como hizo con "el caso Lezo". "Yo voy a salir de la política con menos de lo que entré. Miré mis cuentas, mi declaración de bienes... No ponga en duda mi honorabilidad. Me siento orgullosa del PP pero no de personas que se han aprovechado", ha defendido.

Por último, la presidenta de la Comunidad ha defendido su "honorabilidad" y ha criticado que el exsecretario general del PP "toque" y los grupos políticos "bailen" así como que el Congreso sirva "de altavoz" para sus declaraciones.