Cinco heridos, siete detenidos y una discoteca destrozada tras una pelea entre dos grupos

Actualizado 31/08/2016 15:02:08 CET

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

Cinco personas, tres de ellos policías, han resultado heridas, y otras siete han acabado detenidas tras una pelea entre dos bandas ocurrida la madrugada del sábado en una discoteca del centro de la capital, que ha quedado destrozada, han informado a Europa Press fuentes policiales.

Los hechos ocurrieron el día 27 poco antes de las 6 de la mañana, hora del cierre de un local llamado club Nomad, situada en el número 6 de la calle Manuel Fernández y González, en el barrio de las Letras. Según las primeras pesquisas, la reyerta comenzó cuando un miembro de un grupo del clan gitano de los Gabarri le dio un codazo a un joven de otro grupo al bajar por las escaleras.

Entonces empezó una pelea en el interior del local entre las dos bandas. Además de los golpes, se lanzaron botellas y vasos y todo lo que pillaron. Incluso rompieron la barra de la discoteca, según ha denunciado el dueño. El resto de los clientes del local salieron precipitadamente del mismo y después de un rato los porteros consiguieron, a duras penas, sacar a los alborotadores de la discoteca.

En esa calle y en las aledañas la trifulca continuó y fue vista por una patrulla de la Policía Nacional que pasaba por la zona. Los agentes intentaron separarlos, resultando tres de ellos heridos por patadas y puñetazos en el intento. Así, pidieron ayuda y hasta el lugar llegó una docena de indicativos policiales, que detuvieron a siete personas.

Entre ellos se encuentran, de un lado, dos hermanos Gabarri Lestán y otros dos Gabarri Valdés. Tienen entre 35 y 21 años. Del otro bando fueron arrestadas tres personas, una de ellas una mujer, que tienen entre 23 y 32 años. Todos son españoles y están acusados de riña tumultuaria, lesiones, daños y atentado a agente de la autoridad, según ha detallado hoy el diario ABC.

Dos de los apresados, dos fueron derivados al hospital Jiménez Díaz, uno por contusiones de todo tipo leves y otro moderadas. Los otros acabaron en la comisaría del Centro. De los tres agentes afectados, el más grave tiene una mano rota, según las mismas fuentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies