Cobo dice que con el cartel de las obras de Serrano "nadie quiere echar la culpa a nadie" y sólo es informativo

Actualizado 16/07/2009 16:11:52 CET

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, aseveró hoy en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno semanal, que con el cartel en la calle Serrano que informa sobre la suspensión temporal de las obras "nadie quiere intimidar, ni echar la culpa a nadie", ya que únicamente informa de la situación, después de haberse encontrado en la zona diversos restos arqueológicos.

Preguntado sobre las declaraciones de la presidenta regional, Esperanza Aguirre, que señaló que no es "elegante" decir que la Comunidad "para" las obras, el vicealcalde explicó que lo que expone el cartel es que el Ayuntamiento suspende los trabajos porque hay unos restos arqueológicos que conllevan una serie de condiciones para su conservación por parte de la Dirección General de Patrimonio y que "impiden continuar".

Sobre un posible uso malicioso del cartel, como declaró ayer el director general de Patrimonio, José Luis Martínez-Almeida, Cobo lo negó afirmando que "las interpretaciones son eso, interpretaciones" y que el cartel únicamente informa de lo que ocurre en la calle Serrano. "Las malas interpretaciones no vienen de este Ayuntamiento y creo que tampoco de la Comunidad de Madrid a pesar de la mala información del director general de Patrimonio", declaró.

En la construcción de tres aparcamientos en Serrano se han encontrado hasta el momento dos restos arqueológicos. El primero corresponde a lo que podría ser la cerca de Felipe IV, que establecía el límite perimetral de la ciudad, y el segundo es una construcción hidráulica de la que hay que investigar su origen.

La propuesta de los arqueólogos de la Comunidad para la cerca fue la del traslado, una fórmula de conservación frecuentemente empleada. En este sentido, recordó que fue el método elegido con los restos de la Iglesia del Buen Suceso e, incluso, con el Templo de Debod, traído desde Egipto. Esa decisión conlleva la modificación y retranqueo del proyecto inicial, algo que podría solucionarse, como detalló el vicealcalde.

En cuanto a la construcción hidráulica, Cobo explicó que primero hay que conocer las características de esos restos y, en función de eso, adoptar las medidas de conservación que determine la Comunidad, que implicarían en traslado o no. Esas directrices marcadas por el Gobierno regional "impiden proseguir con el tercer aparcamiento y las obras se tienen que suspender" como medida de previsión por si la decisión autonómica fuera mantener los restos en el lugar en el que se han encontrado.

Cobo aseveró que el objetivo del Ayuntamiento de Madrid y, "seguro que también de la Comunidad", es terminar las obras en el menor tiempo posible y preservar el patrimonio en las mejores condiciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies