Cobo respeta a los trabajadores que ejerzan su "derecho a la huelga" pero exige que se cumplan los servicios mínimos

Actualizado 17/06/2010 16:00:39 CET

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, afirmó hoy que respeta a los trabajadores que ejerzan su "derecho a la huelga", en referencia a la convocatoria de paros en el Metro para los días 28, 29 y 30 de junio, pero exigió a estos empleados "responsabilidad" y que se cumplan los servicios mínimos.

Preguntado por este anuncio durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, el vicealcalde insistió en que "la huelga es un derecho de los trabajadores", pero matizó que "los servicios mínimos también son un derecho de los ciudadanos", por lo que si finalmente se para el suburbano durante esos tres días los trabajadores deben actuar con "responsabilidad".

"Hay una situación en este país muy grave para mucha gente y que exige un sacrificio", continuó Cobo, exigiendo por tanto a los empleados de Metro que "cumplan los servicios mínimos y se garantice el derecho de la huelga, pero también la obligación de quienes les corresponde acudir a su puesto de trabajo para cubrir los servicios mínimos".

A continuación, opinó que la culpa de estas situaciones de llamadas a paros en diferentes sectores es, al menos en cierta medida, del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que "debería haber regulado con un poco más de sentido común".

Así se refería al decreto de recortes del Ejecutivo central, que imponía rebajas salariales para los empleados públicos, pero dejaba en manos de las negociaciones de convenios de cada empresa pública la aplicación de los recortes, mientras que obligaba a las comunidades autónomas a aplicar estas medidas.

A la hora de adaptar el decreto, la Comunidad de Madrid ha decidido extender los recortes a las empresas públicas de la región, de modo que se verán afectadas por la nueva situación entidades como Telemadrid, el Canal de Isabel II o Metro de Madrid.

"Nosotros (el Ayuntamiento) no tenemos capacidad (de recortar los sueldos) en las empresas públicas (como la EMT), pero, al margen de que se pueda entender o no que es necesario un recorte salarial entre los funcionariso en España, se crea una situación difícilmente explicable cuando una persona que trabaja en un determinado puesto (tiene rebaja salarial) y los trabajadores de Renfe, por ejemplo, no", consideró Cobo.

Al margen de las huelgas que se puedan producir en las diferentes administraciones, fruto de "esa incapacidad que este Gobierno tiene constantemente", el concejal pidió a Zapatero que, "en el tiempo que le queda de gobernar, de verdad aplique un mínimo de coherencia y sensatez".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies