Comerciantes de Centro advierten de que si las obras en Metro de Gran Vía se alargan se producirán "cierre de comercios"

COMUNIDAD DE MADRID
Publicado 13/04/2018 13:59:46CET

La Comunidad de Madrid prevé comenzar las obras a partir del lunes

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El director general de la Confederación de Comercios Especializado de Madrid (COCEM), José Antonio Asensio, ha advertido este viernes de que si las obras en la estación de Metro de Gran Vía "se alargan más de los plazos señalados" existe la posibilidad de que "algunos comercios cierren".

Así lo ha asegurado Asensio durante la reunión de los comerciantes del distrito Centro con la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, para conocer la repercusión de estas obras que se prevé que comiencen durante la semana que viene y que duren hasta finales de este mismo año.

Estas obras, con un presupuesto de 21 millones de euros, consistirán en la ampliación de la estación de Gran Vía, en la creación de accesos para personas con movilidad reducida, y de la construcción de la unión subterránea con la estación de cercanías de Atocha para los viandantes.

La Comunidad de Madrid ha asegurado que estas obras no han comenzado previamente debido a que "el Ayuntamiento de Madrid no había remitido la autorización de ocupación de vía", el cual el Gobierno regional ha recibido este pasado jueves.

La estación de Gran Vía acoge cada día a cerca de 44.000 viajeros y tiene una extensión de 908 metros cuadrados de superficie, que la Comunidad considera "insuficientes" y que se ampliarán a 2.000 metros cuadrados. Además, se instalarán seis ascensores y cuatro escaleras que aumentarán la accesibilidad de esta estación.

Durante el encuentro, Gonzalo ha asegurado que la Comunidad ha tenido en cuenta a los comerciantes de la zona a la hora de ejecutar estos trabajos, de tal forma que las obras se van a desarrollar con las "mínimas molestias" para sus negocios y también para los viandantes, sobre todo para los vecinos de la calle Montera.

Así, la zona que se acotará al paso de viandantes para el desarrollo de los trabajos en superficie se va a reducir al mínimo para dejar una mayor distancia entre las vallas y las fachadas, concretamente, hasta 6 metros en la acera de los impares y 4 metros en la acera de los pares, una distancia que permite el paso de los vehículos de emergencias.

Durante la reunión, Asensio ha pedido a la consejera de Transportes que las obras provoquen el "menor impacto posible". "Si estamos hablando de que las obras durarán más de lo previsto el impacto en los comercios y la hostelería va a ser brutal", ha señalado.

Por último, el director general de COCEM ha solicitado que las obras se desarrollen "en mayor medida" bajo superficie con el objetivo de que los comercios "sufran lo menos posible".