Comienza esta noche la rehabilitación de los puentes en el nudo de O'Donnell, con dos carriles por sentido habilitados

Rehabilitación puentes O'Donnell
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 23/02/2018 15:19:09CET

Las obras se prolongarán durante unos cuatro meses y medio

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las obras de rehabilitación de la estructura y su entorno de los dos puentes ubicados en el nudo de O'Donnell con la M-30, a la altura del punto kilométrico 7,600, comenzarán a partir de esta noche, ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado.

Estos dos pasos superiores resuelven el tráfico a distinto nivel de la calle O'Donnell con la M-30 en ambos sentidos de la circulación, conectando la mencionada calle con la Radial A-3 y con Vicálvaro.

Los trabajos se realizarán en dos fases con una duración de unos cuatro meses y medio, aunque siempre habrá dos carriles para el tráfico de entrada y otros dos para el de salida.

Las obras para "frenar el deterioro y corregir distintos desperfectos" consistirán en sustituir los apoyos de los estribos de ambos tableros. También se adecuarán los sistemas de contención acorde con la nueva normativa y con la intensidad de tráfico del puente, lo que obliga a reforzar esa zona del tablero mediante fibra de carbono.

Asimismo, se acometerá la renovación de barandillas, repavimentación de la capa de rodadura, reposición de sumideros y limpieza general, saneamiento de paramentos y reparaciones localizadas en el hormigón, entre otras actuaciones.

Otros trabajos que se llevarán a cabo serán la reposición de juntas de calzada y sumideros, limpieza general y saneamiento de parámetros, reparaciones localizadas en hormigón, inyección y reparación de fisuras y sellado de juntas. También se actuará en las medias maderas y en los extremos de voladizos y se pintarán los parámetros.

INICIO DE LOS TRABAJOS

En la noche de hoy, 23 de febrero, se instalará la señalización de la obra y mañana sábado, día 24, comenzarán los trabajos de la primera fase en la parte superior del puente. Se cortarán los carriles exteriores de ambos tableros, dejando dos carriles de circulación por sentido además del carril de aceleración y deceleración existentes.

En el sentido de entrada a Madrid se mantendrá el carril bus, para que el servicio de transporte urbano mantenga los niveles de uso que actualmente tiene, por lo que se disminuirá de dos a uno los carriles para el resto del tráfico. Los trabajos de esta fase se prolongarán durante dos meses.

En una segunda fase, una vez habilitados al tráfico los carriles exteriores, se cerrarán los interiores, uno por sentido, de manera que se dejarán dos carriles para el tráfico de entrada y otros dos para el de salida, manteniendo asimismo los carriles de aceleración y deceleración existentes.

En la Calle 30 se producirán cortes temporales de manera alterna, dejando siempre carriles libres en ambos sentidos de circulación. Serán cortes en horario nocturno, entre las 23 y las 6 horas, para realizar los trabajos de rehabilitación de la estructura.