Una compañera del vigilante que agredió a un joven defiende que no fue un acto homofóbico

El chico agredido en una discoteca
EUROPA PRESS
Actualizado 20/08/2018 15:17:29 CET

Afirman que fue invitado a irse, pero éste se negó e insultó durante media hora al responsable de vaciar el parking

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una compañera del vigilante de una discoteca de Alcorcón denunciado por una supuesta agresión homófoba a un chico ha defendido este lunes que no fue un tema homofóbico, sino que el golpe al joven se produjo después de que éste increpara e insultará durante más de media hora a un trabajador mayor responsable de vaciar el parking cuando se cerró el local.

"No sabían su condición sexual. Se le invitó a irse porque no quería abandonar el local cuando se estaba cerrando y empezó a insultar. Sus amigos incluso le reprocharon su actitud. En el parking, increpó a un compañero mayor, padre de familia. No comparto la agresión, pero no fue un tema homofóbico. Fue por una falta de respeto", ha manifestado a Europa Press una vigilante compañera del agresor.

El vigilante implicado en la agresión ha sido apartado de su puesto de trabajo. Su vuelta a su puesto dependerá de cómo se resuelva el juicio contra él por la denuncia que ha interpuesto la víctima.

Ganar Alcorcón denunció ayer que un joven había sido presuntamente agredido por un miembro de la seguridad después de dar un beso a su pareja. El afectado es primo de la actriz Andrea Duro, que denunció la agresión a través de sus redes sociales.

Sin embargo, los compañeros del vigilante sostienen que las imágenes que grabaron las cámaras de seguridad del parking no muestran que se dieran tal beso, ni que hubiera pistas que les indicara su condición sexual.

En su cuenta de Twitter, la dirección de la discoteca manifestó ayer que la empresa "no discrimina por razón de raza, sexo o religión y cuenta en su plantilla con personal de muy distintos orígenes, nacionalidades y condiciones".

Una compañera del vigilante despedido, que le califica de "muy profesional", ha insistido en que la agresión se produjo por "una falta de respeto" a una persona mayor dejando claro que no comparte esa actitud de violencia. "Con sacarle del brazo hubiera bastado", ha dicho la vigilante, quien ha señalado que el joven robó las cadenas que se utlizan para cerrar la discoteca.

Según ha relatado, llegó la hora del cierre y el chico se negó a salir del local, insultando a los miembros de seguridad. Sus amigos, un chico y una chica, le reprocharon sus insultos. Una vez en el parking, increpó al responsable de vaciar esta zona. Ya cansado, su compañero le dio "un bofetón", agresión que captan las cámaras de vigilancia.

El trabajador ha sido denunciado. "No veo justo que pierda su trabajo porque este chico de invente una historia de ese calibre. Se hace mucho daño", ha afirmado.