La Comunidad actuará en 154 tramos de concentraciónde accidentes de la región para mejorar su seguridad

Publicado 24/04/2014 15:05:03CET

Autoriza la contratación de las obras de los primeros 34 tramos y próximamente se sacarán a licitación otros 119

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid actuará en 154 tramos de concentración de accidentes (TCA), repartidos por toda la región, con el objetivo de elimina aquellos puntos que puedan suponer un riegos para conductores y peatones.

El Consejo de Gobierno autorizó este jueves la contratación de las obras de los primeros 34 tramos situados en la zona Noreste y Este de la región y en las próximas semanas se sacarán a licitación los 119 TCA restantes que afectan a Sur y Sureste y Oeste, Noroeste y Norte.

El portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, ha explicado que se trata de pequeñas actuaciones que sin embargo son esenciales para atajar los tramos de concentración de accidentes detectados por la Dirección General de Carreteras a los largo de sus 2.600 kilómetros de vías. Entre las actuaciones a realizar destacan la mejora de la señalización vertical, balizamiento, sistemas de contención de vehículos y repintado de marcas viales.

"La inversión de la Comunidad de Madrid para todas estas actuaciones va a superar los 4 millones de euros y la ejecución de los trabajos será inminente", ha precisado Victoria.

El también consejero de Presidencia y Justicia ha subrayado que la Comunidad de Madrid ha registrado un total de dos víctimas mortales en carreteras de la región durante los desplazamientos durante los días de Semana Santa, lo que supone un fallecimiento menos que el año pasado.

A nivel nacional, la Operación Especial de Semana Santa ha terminado con un total de 35 víctimas en las carreteras, lo que supone el segundo mejor año desde que la DGT tiene registros -en 1960- después de 2013, cuando se registraron 26 fallecidos.

"El Gobierno regional es consciente de la importancia que tiene la conservación de carreteras para la seguridad vial de los conductores. Por esta razón, la Comunidad de Madrid destinará este año a trabajos de conservación el 70 por ciento de los 60 millones de euros de presupuesto de la Dirección General de Carreteras. El objetivo es, por un lado, mejorar la seguridad vial de conductores y peatones y, por otro lado, consolidar los datos de siniestralidad en las carreteras regionales de los últimos diez años que han experimentado un descenso de casi el 80 por ciento", ha asegurado el portavoz regional.

MEJORAS EN LAS CARRETERAS DEL NORESTE Y ESTE

Los primeras obras de mejoras afectarán a 35 tramos peligrosos de varias carreteras del Noreste y Este de la región. Para acometer estos trabajos, el Consejo de Gobierno aprobó hoy la contratación de las obras por un importe de casi 900.000 euros para el año 2014, con un plazo aproximado de ejecución de 22 semanas.

Las carreteras objetos de las obras son: la M-100 (entre los puntos kilométricos 20 y 21); la M-103 (entre los puntos kilométricos 13 al 16); M-113 (entre los puntos kilométricos 7 y 8); la M-117 (entre los puntos kilométricos 2 al 5); M-119 (en los puntos kilométricos 12 al 13 y del 14 al 15); la M-120, en el kilómetro 0 al 1; la M-203 (entre los puntos kilométricos 1 al 7 y del 14 al 18); M-204 (entre los puntos kilométricos 4 al 7); M-208 (entre los puntos kilométricos 8 al 10); M-213 (entre los puntos kilométricos 1 y 2 y del 4 al 5); M-300 (entre los puntos kilométricos 1 al 5); y M-823 (entre los puntos kilométricos 0 al 5).

Victoria ha explicado que la identificación de los tramos de concentración de accidentes se determinan en función de los datos de accidentalidad en los últimos cinco años y el volumen de tráfico que circula por dicho tramo dependiendo del tipo de vía de que se trate.

Por tanto, se entiende por TCA aquel tramo de un kilómetro de longitud en el que el índice de peligrosidad y la frecuencia de los accidentes son significativamente mayores que la media del tipo de carreteras al que pertenece.

La Red de Carreteras de la Comunidad de Madrid suma 2.600 kilómetros repartidos en 201 carreteras que gestiona el Gobierno regional y que se distribuyen en tres redes, principal, secundaria y local.

La principal es la que tiene una mayor demanda de tráfico, puesto que es la que canaliza los tráficos de largo recorrido. La función de la red secundaria es canalizar el tráfico de corto recorrido, mientras que la de la local es servir de soporte a la circulación intermunicipal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies