La Comunidad acusa al Ayuntamiento de "bloquear" los desarrollos del sureste donde 'están en juego' 5.000 viviendas

Rosalía Gonzalo
COMUNIDAD DE MADRID
Publicado 13/07/2018 12:46:57CET

Asegura que de no acometerse el plan inicial, la Comunidad perdería la mayor parte del patrimonio de suelo valorado en 200 millones

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Transportes, Viviendas e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, ha acusado al Ayuntamiento de Madrid de "bloquear" los desarrollos del sureste y en los que el Gobierno regional se ve afectado porque está en juego la construcción de 5.000 viviendas y perdería un patrimonio de suelo valorado en 200 millones de euros.

Así lo ha indicado durante su intervención en un desayuno informativo y en el que ha criticado el plan director para estos desarrollos de (Ahijones, Valdecarros, Los Cerros y Berrocales) que suponen una reducción del número de viviendas previstas y un cambio de lo dispuesto en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

En su intervención, Gonzalo ha desgranado que el Ejecutivo regional está comprometido a aumentar la vivienda social pero "no puede aceptar" que el Ayuntamiento esté "bloqueando" por medio de ese plan director los desarrollos del sureste, la zona "con mayor potencial"m constructivo de la capital.

A su vez, la consejera ha señalado que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) contempla la construcción de 105.000 viviendas y que las directrices del plan director para la zona "reduce a la mitad esa cifra".

Además, considera que este plan director "no es la herramienta más eficaz" para realizar cambios en estos ámbitos con seguridad jurídica y expone que puede generar "indefensión" para los propietarios y la propia Comunidad de Madrid, algo que es "inadmisible".

Concretamente, Gonzalo ha señalado que la Comunidad de Madrid dipone en esta zona de tres millones de metros cuadrados, la mayor parte en el ámbito de Valdecarros, y donde tiene previsto construir 5.000 viviendas protegidas a través de la Agencia de Vivienda Social.

"Con el nuevo marco, la Comunidad se vería gravemente afectada: no sólo no podría construir; es que, además, perdería la mayor parte de un patrimonio de suelo que se sitúa en el entorno de los 200 millones de euros", ha apostillado.

Por otro lado y sobre la operación Chamartín, ahora denominada Madrid Nuevo Norte, Gonzalo ha indicado que la Comunidad de Madrid no va a poner impedimentos a este proyecto y que el presidente regional, Ángel Garrido, hará todo lo posible para que su Ejecutivo se ponga "manos a la obra" cuando se le remita, algo que tiene que venir con el "parabien" del Consistorio que lleva tres años "sin hacer los deberes" para aprobar definitivamente esta actuación.