La Comunidad, que aún no tiene fecha para reunirse con Cordish, defiende el 'no' por razones de "interés general"

El socio del Grupo Cordish, Josep Weinberg
EUROPA PRESS
Publicado 28/03/2017 13:40:55CET

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha defendido este martes el 'no' del Ejecutivo autonómico al proyecto que el grupo norteamericano Cordish quería erigir en la localidad de Torres de la Alameda porque tienen que actuar conforme al principio de "interés general" y ha señalado que aún no tienen fecha decidida para reunirse con los representantes del grupo empresarial que ya están viajando a Madrid.

Así lo ha dicho en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, preguntado por la negativa de la Comunidad de Madrid al proyecto de Cordish, una decisión que ha motivado que representantes de la compañía estén viajando a España para reunirse con el Ejecutivo autonómico.

Garrido ha recordado que basan su negativa en que el promotor no garantizaba la construcción del complejo en su conjunto, sino que "se preveía solamente el inicio con la almendra central, con una inversión cercana a 500 millones de euros.

Y es que para ser un Centro Integrado de Desarrollo (CID) , figura a la que se quería acoger este complejo, es necesario tener "carácter multisectorial", algo que, en principio, "la construcción de esta única almendra central no se garantizaba".

Por otro lado, ha explicado que las inversiones públicas que se precisaban "costaban del entorno de los 340 millones", lo que "no parecía ser muy equivalente a la inversión por parte de la empresa".

"Siempre estamos a cualquier proyecto de inversión, pero tiene que hacerse conforme a un principio que es el del interés general y más en un caso como éste en el que la adjudicación de este CID impediría durante los próximos diez años la adjudicación de otros", ha apuntado.

Preguntado por las palabras de la empresa que ayer en un comunicado hacía mención a una "confusión idiomática o cultural", Garrido se ha mostrado "convencido" de que los técnicos de la Comunidad no han tenido "ninguna confusión idiomática o cultural, sino que han atendido al principio de interés general por encima de todo".

El consejero ha insistido en que a la hora de valorar inversión semejante hay que ver los pros y los contras y en este caso "no se garantizaba ni la construcción completa de este complejo". "Bienvenidas inversiones siempre que sea hagan del modo en que procede", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies