La Comunidad destina más de 60 millones de euros para la red de atención a personas con alguna enfermedad mental grave

Actualizado 25/01/2014 13:27:45 CET

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid va a destinar este año 2014 una partida presupuestaria de cerca de 60,3 millones para la gestión y mantenimiento de las 5.754 plazas de la Red de Atención Social a personas que tienen alguna enfermedad mental grave y duradera.

Según ha informado este sábado el Gobierno regional, esta red cuenta con casi 200 centros y recursos de atención social en los que prestan servicio en torno a 1.270 profesionales entre psicólogos, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales, educadores, técnicos de apoyo a la inserción laboral, preparadores laborales, maestros de taller y auxiliares.

Así, los centros especializados de la región ofrecen atención social y gratuita a personas de entre 18 y 65 años que presentan discapacidades psicosociales y dificultades de integración causadas por trastornos mentales severos. Estos casos son derivados desde los servicios de salud mental de la red pública sanitaria como responsables de su tratamiento y seguimiento psiquiátrico, con el mejorar su autonomía, su calidad de vida y su arraigo en un entorno normalizado.

Los centros de la Red de Atención Social atendieron en 2013 a 7.655 personas frente a las 7.416 del año anterior, lo que supone un 33 por ciento de usuarios al año por encima de las plazas disponibles, gracias a una gestión fluida de la ocupación de las mismas.

AMPLIA TIPOLOGÍA DE CENTROS Y SERVICIOS

En relación con las plazas disponibles este año, el Gobierno regional señala que están distribuidas en Centros de Rehabilitación Psicosocial (CRPS), Centros de Día de soporte social (CD), Centros de Rehabilitación Laboral (CRL), Equipos de Apoyo Social Comunitario (EASC), residencias, pisos supervisados, plazas de alojamiento en pensiones, y el Proyecto de Rehabilitación e Inserción social de personas con enfermedad mental sin hogar (PRISEMI).

Asimismo, los CRPS ocuentan programas individualizados de rehabilitación psicosocial y apoyo a la integración, para ayudar a las personas que padecen alguna tipología de enfermedad mental severa y persistente a recuperar al máximo su autonomía personal. También, ofrecen psicoeducación, asesoramiento y apoyo a las familias.

Por su parte, los Centros de Día de la Comunidad se centran en personas con enfermedades mentales que presentan mayores niveles de dificultades, aislamiento y dependencia, para que puedan alcanzar un mínimo de autonomía.

Las actividades en los CRL ofrecen programas de rehabilitación laboral a aquellas personas que han alcanzado un buen nivel de autonomía para que aprendan o recuperen los hábitos y capacidades laborales necesarias para acceder al mundo laboral y apoyar su integración y mantenimiento en el mismo.

ALTERNATIVAS RESIDENCIALES

Por su parte, las alternativas residenciales comunitarias (residencias, pisos supervisados y plazas supervisadas en pensiones ofrecen estancias cortas, transitorias o indefinidas con un buen nivel de autonomía; así como atención psicosocial, apoyo rehabilitador y la supervisión que las personas puedan necesitar en cada momento.

Los Equipos de Apoyo Social Comunitario (EASC) ofrecen atención social domiciliaria y en el propio entorno y el Servicio de Atención Social y Apoyo favorecen la reinserción social de personas con enfermedad crónica sin hogar.

Finalmente, la partida económica específica se ha incrementado en 23 millones de euros, hasta llegar a los 338 millones. El Gobierno regional dispone, asimismo, de una amplia Red de servicios y recursos, que incluye 21.000 plazas especializadas en las que se presta atención gratuita a las personas con diversos tipos de discapacidad (física, mental, intelectual o sensorial) que residen en la región.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies