La Comunidad edita una guía de buenas prácticas para la gestión de las entidades de voluntariado

Actualizado 06/12/2009 13:31:14 CET

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha editado la guía 'Buenas prácticas y voluntariado', que ofrece 29 pautas a las entidades de voluntariado para que sepan cómo realizar una gestión eficaz de las mismas y puedan ofrecer la mejor calidad en las acciones sociales que realizan, según informó hoy el Gobierno regional.

Para la directora general de Voluntariado y Promoción Social, Laura Ruiz de Galarreta, "el desarrollo de buenas prácticas ha cobrado mucha importancia en los últimos años, y constituye una exigencia en la gestión de cualquier corporación, ya se trate de organizaciones públicas, privadas o sociales".

Para la elaboración de este documento, se ha contado con la participación de todas las entidades sociales que realizan acciones de voluntariado en la Comunidad de Madrid, a las que, a través de la Dirección General de voluntariado y Promoción Social, se les ha convocado para que enviaran a este organismo sus experiencias de "buenas prácticas".

De todas las recibidas, se seleccionó lo más sustancial de cada una de ella en cada uno de los ámbitos de la actividad voluntaria que se les indicó, que son la formación, la participación, la acción voluntaria y la gestión de la entidad social.

Así, con esta guía se espera que las entidades de voluntariado "puedan avanzar por el camino de la mejora en sus acciones, lo que beneficiará al movimiento voluntario en su conjunto, mejorará la calidad de vida de los destinatarios de sus acciones y contribuirá a crear una sociedad mejor".

CREATIVIDAD, EFECTIVIDAD Y PARTICIPACIÓN

Esta guía señala como buenas prácticas las acciones colectivas, organizadas y de calidad, que responden a necesidades sociales y se desarrolla de acuerdo a criterios técnicos y éticos. Por ello, destaca como criterios necesarios para un "buen hacer" de una entidad: la innovación y la creatividad en las respuestas, que la acción voluntaria tenga un impacto social tangible, positivo y duradero, que implique de manera coordinada al máximo el número de agentes sociales y pueda servir de referente a otras entidades.

Ruiz de Galarreta señaló que en el momento actual de dificultad económica, "es preciso actuar en el sentido de garantizar el mantenimiento y mejorar la organización y la participación del voluntariado, así como el de garantizar la estabilidad y viabilidad de las entidades de acción voluntaria".

En esta línea, la Comunidad de Madrid destinará el próximo año 107 millones de euros para continuar con el desarrollo de las principales actuaciones que se recogen en el Plan Regional de Voluntariado todavía vigente, y que ponen de relieve el interés del Gobierno regional por la promoción y acción del voluntariado, y más en estos tiempos de dificultad económica, donde el papel del voluntariado, cobra aún más importancia.