Comunidad encarga a una empresa independiente que determine la causa de las riadas ante el "antagonismo" entre Ayuntamientos

Actualizado 13/10/2008 18:29:05 CET

Granados pide a Delegación de Gobierno que modifique los requisitos de las ayudas a los afectados porque "difícilmente" cubren a alguien

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, anunció hoy que el Gobierno regional encargará un informe a una empresa de ingeniería independiente que determine las causas de las dos últimas inundaciones del sureste de la región y que se pondrán en marcha sistemas de móviles a ambos lados de la M-45 para bombear el agua que se ha embalsado en los últimos días.

Tras la reunión mantenida este mediodía en la sede de la Consejería de Interior con alcaldes de los municipios afectados por las riadas, Granados aseguró que el Consejo de Gobierno de este jueves aprobará la elaboración de ese estudio para saber "quién tiene razón en el origen de la canalización de las aguas en la salida del conector que emboca directamente a la avenida de Vicálvaro de Coslada y que produce tanto las inundaciones en este municipio como en San Fernando de Henares".

"Tenemos que dar solución en el corto plazo a ese colector, que vierte el agua libremente a la avenida de Vicálvaro de Coslada. No puede seguir así, hay que canalizar ese agua", recalcó el consejero, al tiempo que recordó que la canalización es responsabilidad de ese Ayuntamiento, pero el Gobierno regional "por agilidad y rapidez" va a encargar el informe "para solucionar en el corto plazo ese colector y a largo a toda la canalización de aguas de la zona".

"Ayudaremos al Ayuntamiento de Coslada y San Fernando en todo lo que necesiten. Hoy no hemos hablado de financiación porque ese es el último paso. Lo más importante es poner las soluciones en marcha pero los colectores son responsabilidad municipal, por lo que el que tiene que costear ese colector es Coslada. A partir de ahí, ayudas a que las obras se hagan lo antes posible", agregó.

De la reunión de los alcaldes y Granados también se desprendió un acuerdo para reforzar los colectores en Coslada y San Fernando a largo plazo "ante su insuficiencia", así como finalizar la urbanización de Los Cañaverales.

LA CAÑADA REAL, SIN COLECTOR

Asimismo, todos aludieron al problema de asentamientos ilegales de la Cañada Real porque también esta en el origen del problema, ya que la pavimentación de la zona sin ningún tipo de colector "provoca que el agua no tenga por donde salir y así discurre hasta la amenidad de Vicálvaro".

"La más importante, me trasladan los alcaldes, es el desalojo paso a paso de la vía pecuaria mediante la interposición en los juzgados de los expedientes correspondientes y, por lo tanto, hemos quedado en iniciar el grupo de trabajo entre la Comunidad de Madrid y los ayuntamientos afectados y el Gobierno central", manifestó el consejero, al tiempo que recordó que la competencia de medio ambiente en la vía pecuaria es regional, mientras que las urbanísticas son responsabilidades municipales. "Pero, desde luego, eso no va a arreglar el problema de las inundaciones y por eso lo más importante y urgente ahora es acometer las infraestructuras", apostilló.

Por otro lado, Granados señaló que los Ayuntamientos de Rivas-Vaciamadrid y de la capital reconocieron que tienen que ampliar la capacidad de la canalización del arroyo de Loas Migueles para mejorar la evacuación en caso de fuertes lluvias.

El consejero de Interior aseguró que las lluvias que han caído en los últimos días son "absolutamente excepcionales". "Ni los más viejos del lugar desde hace 40 años recuerdan haber vivido situaciones como en los últimos días, los que nos lleva a pensar que algo ha debido modificarse para que se haya producido esta situación", indicó.

En ese sentido, señaló que los informes citados por los diferentes consistorios "no coinciden". Así, el Ayuntamiento de Madrid presentó durante la reunión varios estudios tanto de los servicios técnicos municipales como de la Ingeniería Tipsa, que planifica el desarrollo de Los Cañaverales, "que concluyen que ni esta urbanización ni las últimas obras de las vías colectoras de la M-45 son responsables de las inundaciones de los últimos días", tal y como comentó a la entrada la delegada de Urbanismo de la capital, Pilar Martínez.

"Hay, aunque no los han traído hoy, informes de estos Ayuntamientos de Coslada y San Fernando de Henares que dicen que ese desarrollo tiene que ver con las inundaciones de los últimos días y que han modificado el curso habitual de las aguas en la zona", apostilló Granados.

Según explicó, la reunión se ha desarrollado en un tono cordial, aunque salpicada por el "antagonismo" de las causas de las inundaciones expuestas entre los Ayuntamientos de Coslada y San Fernando, que sostienen un cambio en el curso de agua en parte como consecuencia de la urbanización de Los Cañaverales, y del de Madrid, que lo niega.

Por último, el consejero del Interior anunció que remitirá una carta la Delegación del Gobierno de Madrid para que modifique las condiciones de las ayudas que ha fijado para los damnificados de las indemnizaciones, ya que "difícilmente cubren a la inmensa mayoría de los damnificados". "Los requisitos establecidos de renta, que no deben superar los 8.000 euros anuales en una familia de dos miembros, son inasumibles porque las rebasan, la inmensa mayoría, tal y como me han transmitido los alcaldes", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies