La Comunidad facilitara a los colegios una guía que recomienda no mandar deberes "rutinarios" sino de "refuerzo"

Nota, Audio Y Fotos: La Comunidad Facilita A Los Centros Educativos Orientacione
COMUNIDAD DE MADRID
Publicado 04/12/2017 14:10:02CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid facilitará a los colegios de la región la guía 'Las tareas escolares después de la escuela' que recomienda a los profesores no mandar deberes "rutinarios" sino que sirvan de refuerzo de lo aprendido.

El Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid decidió consensuar un documento que unificase criterios, respetando en todo momento la autonomía de los centros. Para ello, organizó una serie de debates, con reconocidos expertos del mundo educativo, que han derivado en este documento, disponible para todos los colegios e institutos.

El consejero de Educación e Investigación, Rafael van Grieken, ha asistido esta mañana a la presentación del libro, que recoge el contenido de los debates, eje central de esta iniciativa. Este libro, al igual que diverso material de ayuda, estará disponible próximamente en la web del Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid.

Estas orientaciones incluyen los debates celebrados, un listado de recomendaciones y otros documentos de interés, como los cuestionarios para remitir a las familias y al profesorado con el fin de conocer su opinión acerca de las tareas escolares.

De las conclusiones que se sacan se encuentra que los deberes deben evitar las tareas rutinarias y deben servir de refuerzo de lo aprendido. También inciden en la adaptación de los deberes a la diversidad, evitando que sean los mismos para todos y teniendo en cuenta edades, ritmos de aprendizaje y desarrollo personal.

Asimismo, estos consejos subrayan la importancia de evitar que los deberes se realicen en desigualdad, por lo que insta a los centros a garantizar que todos los alumnos puedan realizarlos por sí mismos, sin la ayuda de otra enseñanza adicional, ni de recursos ni tecnologías a las que pudieran no tener acceso.

La propuesta del Consejo Escolar destaca la importancia de las familias, llamadas a cumplir un papel esencial en este proceso. En primer lugar con su opinión sobre los deberes y en segundo lugar como protagonistas en la realización de otras actividades complementarias con sus hijos.