La Comunidad de Madrid copa el 58% de inversiones de empresas españolas en el extranjero y Cataluña pierde fuelle

Actualizado 20/10/2010 16:58:42 CET

Un informe de Esade invita a reflexionar sobre el tamaño de las empresas internacionalizadas en Cataluña

BARCELONA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid es líder en volumen de inversión de las empresas españolas en el extranjero y concentra el 58 por ciento del total, mientras que Cataluña ha ido perdiendo ritmo inversor en los últimos años y se sitúa en tercer lugar, con un 10,3 por ciento, también por detrás del 11,1 por ciento del País Vasco.

Según reflejan las conclusiones del Segundo Informe Anual Observatorio de la Empresa Multinacional Española de Esade, la Comunidad de Madrid y el País Vasco son las comunidades autónomas que más han acelerado el proceso de salida al exterior de sus empresas, mientras que Cataluña, pese a ser la autonomía con más grupos empresariales internacionalizados --especialmente en la industria-- ha perdido fuelle.

Uno de los directores del estudio y profesor de Esade, Xavier Mendoza, ha asegurado que la cifra total de empresas catalanas internacionalizadas "no se corresponde con la inversión necesaria para garantizar y consolidar su posicionamiento" en el exterior, por lo que ha invitado a abordar una reflexión sobre el tamaño de las empresas en Cataluña.

Mendoza ha destacado la conciencia que existe entre las compañías catalanas de la necesidad de estar presentes en Asia, ya que se mantuvieron las inversiones en estos países durante 2009 mientras caían "en picado" en otras zonas del mundo. Estas inversiones suponen todavía una cifra baja: un 4,5 por ciento.

En este sentido, el profesor de Esade ha advertido de que las inversiones de las empresas españolas en el exterior no están suficientemente orientadas a economías que tienen más proyección de crecimiento en los próximos años.

A excepción de Brasil, donde la presencia española es elevada, Mendoza ha declarado que queda todavía camino por recorrer en el mercado de Estados Unidos y que en Asia la presencia es "baja", con un 1,5 por ciento del total de las inversiones españolas.

REPENSAR EL TAMAÑO

Mendoza y Pere Puig, codirector del informe, han advertido de que la crisis no tiene que hacer renunciar a estas políticas de internacionalización en las empresas, sino que debe propiciar el inicio de procesos de reflexión sobre "las estructuras de propiedad".

Así, debe abrirse el debate sobre el tamaño de estas empresas, especialmente en el caso de la pyme catalana. El informe apuesta por un cambio profundo en la empresa familiar para poder crecer.

También menciona la necesidad de centrar esfuerzos en mejorar la oferta de directivos internacionales españoles, que son "clave" para el éxito de estos procesos de salida al exterior. Para ello, han asegurado, deben cambiar la mentalidad, propiciar la movilidad internacional y mejorar el conocimiento de inglés en los cargos y técnicos de las empresas en España.