La Comunidad de Madrid saca a información pública el Estudio de Impacto Ambiental del cierre norte de la M-50

Actualizado 27/01/2006 19:07:01 CET

Una vez valoradas las alegaciones, se elaborará la Declaración de Impacto Ambiental, que es vinculante

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha sacado a información pública el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto de cierre norte de la M-50 en el tramo A-6 a M-607, entre los municipios de Madrid y Las Rozas, mediante un túnel bajo el monte de El Pardo. Esta parte de la vía, que sólo podrá ser utilizada por vehículos ligeros, tendrá en un primer momento dos carriles por sentido, ampliables a un tercero cuando sea necesario.

Las alegaciones al texto, elaborado por la Dirección General de Carreteras, deben formularse en el plazo de treinta días a partir de mañana, sábado, según establece la resolución de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que hoy publica el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCAM).

Una vez se valoren las alegaciones que, en su caso, se presenten, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio elaborará la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), que tendrá carácter vinculante, según indicaron a Europa Press fuentes del departamento que dirige Mariano Zabía. El plazo legal para emitir la DIA es de nueve meses, aunque este periodo de tiempo no tiene por qué agotarse.

De esta forma, el Gobierno de Esperanza Aguirre (PP) sigue adelante con sus planes para llevar a cabo esta actuación, pese a la oposición que este proyecto, junto al de la construcción de la Radial-1, ha encontrado en el Ejecutivo central (PSOE), que sostiene que la Comunidad Autónoma no es competente para desarrollar tales actuaciones.

EN SERVICIO PARA 2008

En relación con esta polémica, ayer mismo el vicepresidente primero y portavoz de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, aseguró que los proyectos del cierre norte de la M-50 y la R-1 son "necesarios e indispensables" e insistió en que el Gobierno regional "tiene competencias" para llevarlos a cabo, una postura que, según recalcó, está amparada tanto por la Constitución como por el Estatuto de Autonomía de Madrid, al tratarse de carreteras cuyo itinerario trascurre íntegramente por su territorio.

González advirtió además de que, teniendo en cuenta los atascos que se producen actualmente en los accesos a la capital, si esos proyectos no se hicieran "se podrían poner en cuestión operaciones tan importantes" como las de Campamento y Chamartín, por lo que invitó al Ejecutivo de la Nación a "subrogarse" a la Comunidad de Madrid para desarrollar estas actuaciones.

Ambos proyectos (cierre de la M-50 y R-1), cuyos estudios de viabilidad fueron publicados en el BOCAM a finales del pasado septiembre, fueron asumidos por la Comunidad de Madrid ante la negativa del Ministerio de Fomento a realizarlos. El Gobierno regional prevé que ambas vías puedan estar en servicio en 2008.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies