La Comunidad pide a los agricultores un adecuado uso de la maquinaria para evitar incendios este verano

Campo de cultivo
EUROPA PRESS
Publicado 10/05/2014 12:29:43CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Protección Ciudadana, dependiente de la Consejería de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno, han recordado este sábado que la maquinaria que se emplee en terrenos agrícolas situados a menos de 200 metros de zonas forestales deben cumplir con condiciones que eviten la producción de chispas, descargas eléctricas o deflagraciones para evitar incendios forestales.

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, el próximo viernes 16 de mayo comienza en la Comunidad el periodo de peligro medio de incendios forestales definido en el Plan de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales (INFOMA), por lo que se ha pedido a la ciudadanía que extreme las precauciones.

En el caso de los trabajos agrícolas, si las circunstancias meteorológicas o el estado de la vegetación entrañaran riesgo de incendio forestal, el responsable de los trabajos debe proceder a su paralización inmediata.

Los accidentes que se produzcan como consecuencia del uso deficiente de la maquinaria será responsabilidad de quien realice los trabajos, y en caso de incumplimiento de las medidas se podrá suspender la autorización y la utilización de la maquinaria.

La Dirección General de Protección Ciudadana se ha reunido con asociaciones agrarias y representantes de agricultores para adecuar las medidas de seguridad necesarias con las peticiones realizadas por los profesionales del sector, y ha pedido la colaboración de estos últimos para evitar incendios.

MEDIDAS OBLIGATORIAS

De esta forma, la legislación establece que la siega o desbroce mecánico se deberá comenzar dando una pasada de limpieza perimetral a la parcela. Esta tarea debe iniciarse en la parte contraria a la procedencia del viento. Posteriormente, se realizarán fajas perpendiculares a la dirección del viento, iniciando estas en la parte más alejada y contraria a la procedencia de éste.

En el caso del uso de cosechadoras de cereal, el responsable de los trabajos deberá contar con dos extintores de polvo tipo A, B o C de 6 kilogramos cada uno, como mínimo. En todo momento deberá estar presente un observador que contará con un teléfono operativo para avisar al Centro de Emergencias Madrid 112 en caso de necesidad. También dispondrá de una mochila de extinción de agua, pala y batefuegos listas para ser usadas de inmediato.

En las tareas de siega en las que se usen medios distintos a la cosechadora con aperos movidos por tractores, la persona que realiza los trabajos debe contar con un extintor de polvo de un mínimo de 6 kilos de peso y dos batefuegos. Cuando los trabajos se hagan con maquinaria manual, el profesional del campo debe tener un extintor de mochila con agua, un batefuegos y una pala.

Los días en los que la velocidad del viento sea superior a 20 kilómetros por hora, haya una sequedad extrema y la superficie de la parcela tenga 20 hectáreas o más, se deberá contar con un tractor con apero de gradas o similar junto a la cosechadora. El objetivo de este tractor es realizar una pasada arando una franja de 10 metros de ancho en la zona limítrofe con el terreno forestal tras ser esta cosechada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies