La Comunidad pone en marcha la prueba piloto de las "tarjetas inteligentes" que modernizará el abono transporte en 2011

Actualizado 03/07/2010 12:30:28 CET

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha esta semana la prueba piloto de las "tarjetas inteligentes" o "sin contacto" que modernizarán los actuales abonos transporte antes de que finalice el próximo año 2011, y que estarán de prueba durante seis meses para mejorar sus características.

Es precisamente a finales del año que viene cuando está previsto que también concluya el Plan regional puesto en marcha por el Consorcio Regional de Transportes con el fin de eliminar la banda magnética y sustituirla por un chip que recogerá toda la información, dentro de los avances tecnológicos que está llevando a cabo el Gobierno regional en este sentido.

Fuentes de la Consejería de Transportes e Infraestructuras han señalado a Europa Press que las primeras tarjetas se empezaron a repartir hace unas semanas en la Oficina de Atención al Cliente que hay en la estación de Nuevos Ministerios, donde hace un mes y medio, la presidenta del Ejecutivo autonómico, Esperanza Aguirre, probó hoy uno de estos billetes.

El fin del nuevo sistema es acabar con algunos inconvenientes que presentan los abonos actuales, como el deterioro de la banda magnética o el borrado de datos que se produce cuando se acerca accidentalmente el abono a un campo magnético de cierta intensidad. Además, el nuevo chip presenta otras ventajas, como, por ejemplo, no introducir el billete en la canceladora o el que no se desimanta.

Se le ha denominado "tarjeta inteligente" porque recoge toda la información del usuario en un servidor centralizado, que permite al portador, en el caso de pérdida o robo, anular automáticamente dicha tarjeta y recibir un título con las mismas condiciones de validez, por lo que, además, de esta manera, se evita su uso fraudulento.

PROYECTO EN PRUEBAS

De momento, estas tarjetas van a estar en pruebas seis meses después de que ya, desde hace tiempo, se hayan estado probando con 35.000 usuarios de tarjetas para el abono anual de la zona A. Ahora, el Consorcio Regional, mediante muestra aleatoria, ha repartido la tarjeta a un total de 1.000 usuarios, de los que 700 tienen un abono normal y otros 300 el abono joven, todos de la zona A.

Para este tiempo de pruebas se han preparado 120 máquinas expedendoras (por distintas estaciones, también de Cercanías). El fin es que el Consorcio, a final de este periodo pueda llevar a cabo los ajustes necesarios para extenderlo a todos los usuarios de todos los billetes de transporte.

Es decir, el objetivo es que en un futuro, cualquiera que sea el abono transporte (zona A, B, B2, B3, entre otros) pueda usar esta tarjeta, que también está preparada para que más adelante pueda incorporar el uso de billetes de 10 viajes o de un determinado número de sencillos (siempre una cifra que merezca la pena).

Fuentes del Consorcio Regional de Transportes explicaron que el incorporar solamente billetes sencillos no será posible por razones económicas, teniendo en cuenta que sólo una tarjeta "inteligente, con las últimas tecnologías, puede tener un coste medio de cinco o seis euros, aproximadamente.

Aunque la prueba termine en diciembre, la idea es que se pueda implantar para todos los usuarios antes de que finalice el próximo ejercicio 2011, porque, además de poner a circular las tarjetas, hay que adaptar todas las máquinas expendedoras de la red de transporte público madrileño (Cercanías, Metro, Autobuses EMT, interurbanos).

El Plan que abarca todos estos cambios cuenta con una inversión de unos 25 millones de euros destinados a esta adaptación. Muchas de las máquinas expendedoras (las más actuales) no tendrán que cambiarse, simplemente bastará con la instalación de un software, ya que están preparadas para admitir estas tarjetas.

Cuando el viajero la quiera recargar, simplemente, tendrá que introducir la tarjeta, después el billete que quiere y por último la forma de pago (en efectivo o con tarjeta de crédito) "con absoluta confidencialidad". La nueva tarjeta, a no ser que se extravíe, servirá para siempre y se podrá adquirir en puntos específicos que pondrá el Consorcio Regional de Transportes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies