Comunidad propone cobrar 190 euros a los propietarios que utilicen el Plan Alquila y suprimir el seguro multihogar

 

Comunidad propone cobrar 190 euros a los propietarios que utilicen el Plan Alquila y suprimir el seguro multihogar

Se alquila, alquiler
EUROPA PRESS
Actualizado 23/04/2013 18:32:50 CET

"Es necesario comenzar a repercutir ligeramente el coste del servicio para garantizar su viabilidad", esgrime la Comunidad

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Transportes y Vivienda ha propuesto cobrar unos 190 euros a los propietarios de una vivienda que utilicen el servicio de intermediación del Plan Alquila de la Comunidad para arrendar su casa, así como eliminar el seguro multihogar que les ofrecían.

Así consta, tras una resolución aprobada el 11 de abril de este año, en el proyecto de la Orden por la que se modifica la Orden 1/2008 por la que se establecen las medidas de fomento al alquiler de la Comunidad de Madrid, y que desde ayer se somete a proceso de información pública durante un plazo de 15 días.

La modificación que se propone implica que los contratos de alquiler gestionados por la Comunidad contarán desde su firma hasta su resolución con un servicio de intermediación entre las partes y un seguro con una cobertura de doce meses sólo para los riesgos de impago de rentas y defensa jurídica en caso de desahucio.

Hasta el momento este seguro tiene una cobertura durante 24 meses para riesgos de impago de rentas, defensa jurídica en caso de desahucio, y también para desperfectos y reparaciones de la vivienda; así como un servicio de puesta en uso y un servicio de reformas, para la recuperación de viviendas, con cargo a las rentas futuras del alquiler, que ahora desaparece.

La nueva Orden también incluye como novedad que los servicios del Plan Alquila puedan ser retribuidos conforme a lo establecido en el texto refundido de Ley de Tasas y Precios Públicos de la Comunidad. Según fuentes regionales, se establecería una tasa de 190 euros por intermediación para el alquiler del piso.

La propuesta de modificación elimina el seguro de daños que garantice la recuperación de la vivienda en el mismo estado en el que se alquiló y reduce de dos a un año el seguro de impago que garantiza el cobro de las rentas, con un límite de 1.200 euros mensuales, incluida la contratación e una cobertura de asistencia urídica en caso de tener que acudir a procedimientos judiciales de desahucio.

Además, suprime la posibilidad hasta el momento existente de que los arrendatarios tengan durante los dos primeros años del contrato un seguro multirriesgo de hogar y apoyo en la tramitación de cualquier siniestro que pudiera surgir y el servicio de Puesta en Uso para facilitar la adecuación de la vivienda para su arrendamiento.

Se mantendrán para el arrendatario la asignación de un gestor personal que mediará y servirá de apoyo en caso de desacuerdo o conflicto con el inquilino en la interpretación y aplicación del contrato; el servicio de Agenda Personal del contrato para su seguimiento permanente, procesos de arbitraje para la resolución extrajudicial de conflictos; el servicio de financiación de reformas de la vivienda arrendada con cargo a rentas futuras del alquiler; y la gestión del depósito de la fianza en el IVIMA.

También podrán seguir disfrutando del asesoramiento personalizado sobre las reducciones en los rendimientos del capital inmobiliario por alquiler, de las que puedan beneficiarse en la declaración del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas; y la información y apoyo en la tramitación de cualquier ayuda pública a la que se tenga derecho como arrendador de una vivienda.

En cuanto a los arrendatarios, la propuesta regional elimina el seguro multirriesgo del hogar para cubrir las posibles averías o desperfectos, y apoyo en la tramitación de siniestros, mientras que mantiene el resto de las medidas.

SE APLICARÍA DESDE VERANO

Fuentes de la Consejería de Transporte y Vivienda han explicado a Europa Press que esta nueva Orden está prevista que se apruebe, una vez pase el periodo de alegaciones, en verano, y no afectará a los contratos de arrendamiento que estén vigentes.

Además, han indicado que la nueva tasa, que no llegará a los 200 euros, servirá para costear el servicio de la gestión del contrato desde su firma hasta su resolución, la mediación en caso de conflicto entre las partes y un seguro, con una cobertura de doce meses, para los riesgos de impago de rentas y defensa jurídica en caso de desahucio.

El cobro por estas gestiones lo pagará el propietario solamente en el momento de firmar el contrato, no como en el caso de algunas empresas privadas del sector, cada vez con más presentes, que cobran un porcentaje de aproximadamente un 5 por ciento cada mes, durante toda la vida del contrato.

"Por tanto, estas gestiones regionales serán un 85 por ciento más baratas de lo que cobran empresas privadas que realizan labores similares en el mercado del alquiler", han añadido desde el departamento que dirige Pablo Cavero.

Tomando como ejemplo un contrato de alquiler medio de 700 euros y una duración de tres años, el coste con una empresa privada es de 1.260 euros, mientras que la tasa del Plan Alquila no llegará a los 200 euros, han apuntado.

Asimismo, han justificado la supresión del seguro multiriesgo a los propietarios porque "ya es obligatorio que las viviendas tengan este tipo de seguro y actualmente menos del 30 por ciento de los propietarios estaba contratando este servicio".

"Esta modificación se realiza con la finalidad de mantener el servicio del Plan Alquila, que ya ha alcanzado los 55.000 contratos y es necesario comenzar a repercutir ligeramente el coste del servicio para garantizar la viabilidad del mismo", han concluido las mismas fuentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies