La Comunidad quiere hacer del Festival Internacional de Arte Sacro "un reclamo turístico" para la región

Nota, Audio Y Fotos: El Festival Internacional De Arte Sacro, Protagonista De La
COMUNIDAD DE MADRID - Archivo
Publicado 01/03/2018 12:24:11CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid busca situar el Festival Internacional de Arte Sacro como una cita musical de referencia para que pueda convertirse "en un reclamo turístico" para la región.

Durante el Pleno de la Asamblea de Madrid, en la sesión de control, el consejero de Cultura, Jaime de los Santos, ha señalado que el festival celebra su 28 edición en la región y, hasta el próximo 23 de marzo, ofrecerá 39 conciertos, de los cuales seis son estrenos absolutos y diez estrenos en España.

En este sentido, ha resaltado que el Festival Internacional de Arte Sacro se ha consolidado como "una cita musical ineludible en la que se unen los distintos lenguajes con los que la música se acerca a la trascendencia y la espiritualidad".

"Pocas citas musicales hay en España que sean capaces de incluir en su programación una oferta de estilos tan aparentemente alejados, y que, a pesar de ello, se enmarquen en una misma temática: lo sagrado y la espiritualidad más allá de la religión", ha añadido De los Santos.

Como ha explicado el consejero, el Festival Internacional de Arte Sacro de la Comunidad de Madrid se ha situado ya en el ámbito musical español con numerosos reconocimientos, como así demuestra su selección entre los tres finalistas a los Premios GEMA 2016 en la categoría de 'Mejor festival del año'; y el título por parte de la revista El Cultural de uno de los sus conciertos (La Consagración de la Primavera, de Moisés P. Sánchez Ensemble) como 'Mejor concierto de jazz celebrado en España en 2017'.

"Con la estrategia perfilada en estos dos últimos años hemos logrado crear un relato claro y potente que da sentido a toda la programación y que le dota de una personalidad diferenciada y reconocible", ha afirmado De los Santos, quien ha añadido además que "ahora que el certamen se ha situado como referente a nivel nacional, lo natural es dar el paso a su internacionalización y en esa línea trabajaremos en las próximas ediciones", ha afirmado.

Según han detallado desde su consejería, uno de los mayores atractivos del festival, música aparte, son los escenarios en los que se celebra. Un total de ocho iglesias de Madrid, como San Jerónimo el Real, San Millán y San Cayetano o la Encarnación, acogen parte de la programación, junto a lugares tan singulares como el Congreso de los Diputados, la Capilla del Palacio Real o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

A esta lista de espacios se suman distintos teatros de Madrid entre los que se encuentran Teatros del Canal, La Abadía o el Pavón Kamikaze. También son sede del festival el Real Coliseo de Carlos III de San Lorenzo de El Escorial o el Centro Cultural Paco Rabal.

Precisamente, el próximo viernes 9 de marzo tendrá lugar una de las citas más interesantes de esta edición, a las 19 horas en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados. Un espacio que se abre al público en escasas ocasiones y en el que, de manera gratuita hasta completar aforo, se podrá disfrutar del programa 'Shoah para violín solo' y 'Templo Sagrado', a cargo de Vicente Cueva y Navarro.