La Comunidad reclama al Ministerio de Trabajo más políticas activas de formación para los parados

Actualizado 18/08/2009 15:40:01 CET

MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El director general de Trabajo de la Comunidad de Madrid, Javier Vallejo, reclamó hoy al Ministerio de Trabajo el desarrollo de "más políticas activas de formación y recualificación para los parados y no sólo políticas pasivas" como la compensación de 420 euros prevista para aquellos desocupados que pierdan la prestación de desempleo a partir del 1 de agosto.

Respecto a la polémica de que sólo los parados que pierdan la prestación a partir del 1 de agosto percibirán la ayuda, Vallejo expresó que "parece que va aplicarse esta medida" y aseguró que "habrá que esperar para ver cuál es la actuación en esta materia".

Por último, durante la presentación del balance del primer año de funcionamiento del Registro de Empresas Acreditadas como Contratistas y Subcontratistas en el sector de la construcción, Vallejo adelantó que la Comunidad hará una valoración "oficial" de la medida próximamente.

LA AYUDA

Las ayudas de 420 euros durarán seis meses y estarán destinadas a los parados que hayan agotado la protección y no dispongan de ingresos superiores al 75 por ciento de salario mínimo (SMI), medida que, según cálculos del Gobierno central, beneficiará a unos 340.000 personas. Como novedad, el Ejecutivo se ha comprometido a prorrogar el programa por periodos de seis meses mientras la tasa de paro supere el 17 por ciento.

La financiación de la prestación, estimada en 642 millones de euros, correrá a cargo de los presupuestos del Servicio Público de Empleo Estatal, mientras las comunidades autónomas financiarán las acciones incluidas en los itinerarios de empleo, en los que habrán de estar inscritos los beneficiarios.

Los beneficiarios de este programa deberán ser menores de 65 años desempleados, que hayan agotado la prestación por desempleo de nivel contributivo desde el día 1 de agosto y los 180 días naturales siguientes a esa fecha y no tengan derecho al subsidio, siempre que carezcan de rentas superiores al 75 por ciento del salario mínimo interprofesional, así como aquellos que hayan extinguido por agotamiento, incluidas las prórrogas, los subsidios por desempleo.

Según el texto de la norma, no podrán beneficiarse de esta ayuda los trabajadores que hayan agotado el subsidio por desempleo para mayores de 52 años; los trabajadores fijos discontinuos que, mientras mantengan dicha condición, agoten la prestación o los subsidios por desempleo durante los periodos de inactividad, y los trabajadores que agoten las prestaciones y subsidios durante la suspensión de la relación laboral o la reducción de la jornada en virtud de expedientes de regulación de empleo.

El perceptor de esta renta asumirá el compromiso con el servicio público de empleo de su comunidad autónoma de participar en un itinerario de formación y empleo. Además, su percepción será incompatible con otras rentas concedidas por las distintas administraciones. Los beneficiarios dispondrán de dos meses desde el momento que hayan agotado su prestación para solicitar la ayuda.