La Comunidad reclama al ministro de Fomento que comience a trabajar por la futura variante de la A-1

Rosalía Gonzalo en San Sebastián de los Reyes
EUROPA PRESS
Publicado 13/06/2018 12:11:41CET

SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, ha pedido este miércoles al nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que siga trabajando y que agilice el inicio de las obras de la nueva variante de la A-1.

En un encuentro con los medios de comunicación en San Sebastián de los Reyes, Gonzalo ha apuntado que "lo que toca ahora es que el Ministerio de Fomento siga trabajando y lo haga de forma han coordinada como se ha hecho hasta ahora". "Insto a que se pongan a trabajar porque el tiempo pasa y los vecinos de la zona norte necesitan que la nueva A-1 sea una realidad", ha dicho.

La consejera ha explicado que este proyecto está pendiente de la declaración medioambiental por parte del Ministerio de Medio Ambiente y "de salida en Fomento". "Lo han dejado muy armado para que empiece la licitación y la construcción", ha manifestado.

La nueva variante proyectada por Fomento pretende resolver las retenciones habituales de la A-1, una vía que desde la salida de la capital está flanqueada por desarrollos urbanos e industriales y que algunos puntos, como a su paso por Alcobendas, supera los 140.000 vehículos diarios de media.

Tras recibir las distintas alegaciones al proyecto, entre ellas las planteadas por la Comunidad de Madrid, Fomento ha optado por una solución que prevé construir un nuevo tramo de 9,5 kilómetros que partirá del Eje Aeropuerto (M-12) hasta conectar con la A-1 a la altura del kilómetro 26, en el enlace con la urbanización Club de Campo y el Circuito del Jarama, mientras que desde este punto a la variante de El Molar se construirá un tercer carril y se ampliarán las vías de servicio.

Este proyecto, que supone un trazado de 23,2 kilómetros con una inversión prevista de 288,7 millones de euros, es el que Fomento remitió a finales del pasado año al Ministerio de Medio Ambiente, encargado de emitir la perceptiva Declaración de Impacto Ambiental que determine su viabilidad y permita poner en marcha los trabajos de construcción de la nueva vía.

Mientras se completa este trámite, su departamento está manteniendo reuniones periódicas con el Ministerio de Fomento con el objetivo de que el trazado definitivo recoja las propuestas que el Gobierno regional considera imprescindibles para solucionar los problemas de movilidad de la zona.

En este sentido, Gonzalo ha recordado que las alegaciones presentadas por la Comunidad se han centrado especialmente en el enlace de la nueva variante con la M-100, una carretera que recoge el tráfico de los vehículos procedentes de Algete y de otras localidades situadas en el
entorno de las carreteras M-106 y M-111.