Comunidad y sindicatos suscriben un nuevo convenio colectivo que beneficiará a más de 40.000 trabajadores públicos

Real casa de correos
COMUNIDAD DE MADRID - Archivo
Actualizado 20/07/2018 14:25:21 CET

Hace 14 años que no se renovaba este convenio, que incluye mejoras en conciliación y en estabilización de plantillas

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno regional y los sindicatos CCOO, CSIT Unión Profesional, UGT y CSIF han suscrito un nuevo convenio colectivo para el personal laboral y funcionario de la Comunidad de Madrid con mejoras que beneficiarán a más de 40.000 trabajadores de la administración regional.

Entre las medidas planteadas se encuentra la 'funcionarización' de 3.500 trabajadores que ahora tienen la condición de personal laboral, la creación de una bolsa de horas para que los trabajadores puedan atender necesidades especiales, medidas de fomento de la conciliación laboral con la vida familiar, y el compromiso de reforzar las plantillas para reducir la temporalidad hasta el 8 por ciento en la administración.

Formalizar este convenio supondrá destinar 100 millones de euros a la mejora de las condiciones de los empleados públicos y se suma a la medida aprobada en Consejo de Gobierno, el pasado 10 de julio, por la que se incrementa hasta un 1,75 por ciento las retribuciones salariales de todos los empleados públicos, a excepción de los altos cargos.

A su vez, la Comunidad de Madrid convocará este año, por primera vez, una oferta de empleo público dirigida a personas con diversidad funcional por discapacidad intelectual, unido a la reducción en un 40 por ciento de las categorías laborales.

El resto de funcionarios de la Comunidad de Madrid, unos 155.000 empleados, cuentan con sus propios acuerdos sectoriales, como el caso del personal docente, el personal de instituciones sanitarias y el personal de la administración de Justicia.

En rueda de prensa, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha destacado que el último convenio data de hace 14 años y que este nuevo convenio responde al compromiso del Ejecutivo autonómico de hacer del "diálogo" y el "consenso" ejes fundamentales de la legislatura, como revelan los 18 acuerdos alcanzados hasta el momento.

GARRIDO REIVINDICA EL DIÁLOGO COMO COMPROMISO DEL EJECUTIVO

Al respecto, Garrido ha señalado que el Ejecutivo autonómico ha hecho del diálogo una actitud "sincera" que ha permitido "tender puentes" para lograr "éxitos colectivos" con esa disposición al acuerdo que ha permitido superar "obstáculos" en las relaciones con los sindicatos.

También ha destacado que la estabilidad institucional, que genera "confianza" y "seguridad", junto a la recuperación de las crisis económicas, ha propiciado que se den las circunstancias "económicas, sociales y presupuestarias" para poder hacer posible la renovación de este convenio colectivo.

Uno de los ejes de este convenio, según ha subrayado, es el fomento de la conciliación de la vida familiar y laboral con un amplio régimen de permisos como la flexibilidad en el cumplimiento del horario laboral, la adaptación de la jornada para diversos tratamientos médicos. Aparte, se asimila el matrimonio y la pareja de hecho a la unidad de convivencia.

También se incidirá en el uso del lenguaje inclusivo, la utilización de medios electrónicos y la simplificación de trámites en los procesos selectivos, junto a la mejora de las condiciones laborales de unos 6.000 profesionales del ámbito sanitario.

Por otro lado, el presidente regional ha subrayado que en 2017 el Gobierno regional aprobó la mayor oferta de empleo público realizada en la Comunidad de Madrid desde el año 2001 con la convocatoria de 24.072 plazas, de las que el 82 por ciento (19.929) se destinan a la estabilización de las plantillas. El objetivo es reducir la temporalidad en el sector público para que pase del 25 al 8 por ciento.

LOS SINDICATOS SE MARCAN COMO PRÓXIMO OBJETIVO LA JORNADA DE 35 HORAS

A su vez, los sindicatos han valorado positivamente este nuevo convenio colectivo que mejora en parte las condiciones de trabajo de los empleados públicos pero han subrayado que seguirán volcados en tratar de revertir "todos los recortes" aplicados a los trabajadores de la función pública desde el año 2010 y lograr la jornada laboral de 35 horas semanales.

En este sentido, la presidenta del Sector de la Administración General de la Comunidad de Madrid de CSIF, Elena Moral, ha señalado que los empleados públicos fueron los "grandes damnificados" por los recortes aplicados durante casi nueve años y ha subrayado que los trabajadores de la Comunidad de Madrid venían sufriendo la falta de renovación del convenio colectivo, pues el último acuerdo era del periodo 2004-2007.

Tras enfatizar en las aportaciones que se recogen en materia de conciliación, flexibilización de jornada, la adaptación de jornada y horario para víctimas de violencia de género y conciliación, espera que la aplicación de la jornada de 35 horas semanales sea el "gran avance" del Gobierno antes de 2020, unido a la devolución de la estructura salarial previa a 2010 (un 5% de media).

"Valoramos muy positivamente este acuerdo y deseamos una nueva etapa de negociación y recuperación de todos los derechos laborales perdidos por los empleados públicos de la Comunidad de Madrid", ha remachado.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT Madrid, Santiago Tamame, ha subrayado que este acuerdo se culmina tras dos años de dura negociación y en el que reconocen el esfuerzo económico de la Comunidad de Madrid para articular toda una serie de mejoras.

En este sentido, ha incidido en el derecho a la jubilación parcial de todos los trabajadores y también ha señalado la voluntad de su sindicato por recuperar la jornada laboral de 35 horas semanales y el "cien por cien de las retribuciones perdidas". Así, ha recalcado que UGT va a trabajar por el "consenso" desde la "lealtad" pero sin perjuicio de criticar aquellos aspectos que perjudican a los trabajadores públicos.

La vicesecretaria de CSIT Unión Profesional, Inmaculada Gómez, ha señalado que este acuerdo no responde a "todas las expectativas" puestas por los representantes de los trabajadores en este convenio pero valora el consenso para abrir "una senda para regenerar las condiciones laborales que tras la crisis menoscabaron a los trabajadores".

En este punto, ha indicado que se recogen aspectos necesarios para adaptar la función publica a la realidad actual, con la previsión de aumento de plantillas que hasta ahora estaban "precarias", y fomentar la promoción de los trabajadores. También ha aludido al pequeño avance en el incremento retributivo que "no compensa" los "recortes ni las condiciones mermadas" tras la crisis, si bien ha destacado que el nuevo convenio marca una "nueva etapa de diálogo" con la Comunidad de Madrid.

A su vez, el secretario general del sector de la Administración Autonómica de la FSC-CCOO de Madrid, Javier Díaz Toril, ha celebrado que las relaciones con el Ejecutivo regional se hayan "normalizado" y ha manifestado su sensación de que las condiciones laborales de los empleados públicos se ven mejoradas con este convenio, que a su vez repercutirá en mejor servicio al ciudadano.

"Este acuerdo genera empleo y permite mejorar la plantilla y los recursos", ha señalado para incidir también en los aspectos como los avances en la jubilación parcial.

Respecto a las reivindicaciones que mantienen los sindicatos, como el caso de la jornada laboral de 35 horas semanales, Garrido ha dicho que ahora es tiempo de "celebrar lo ya firmado", que se han recuperado "muchas cosas perdidas" y "no todo es posible a la vez", puesto que en el caso de las 35 horas semanales se requieren más aspectos que también implican a la administración central, como el hecho de flexibilizar la regla de techo de gasto.