Condenado un hombre de 45 años a cinco años de cárcel por abusar de la hija de 8 años de sus vecinos en Arganda

Audiencia Provincial de Madrid
EUROPA PRESS
Publicado 21/09/2017 12:51:59CET

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La sección 16º de la Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a A.M.M., de 45 años, a cinco años de cárcel por abusar sexualmente hasta en dos ocasiones de la hija de sus vecinos del mismo rellano, de 8 años, en Arganda del Rey, con los que mantenía una "relación excelente".

Según se recoge en la sentencia, adelantada por la Cadena Ser y recogida por Europa Press, el hombre grabó a la niña desnuda en una ocasión con su teléfono móvil. Para los magistrados, el acusado se ha servido de "la relación de confianza que existía entre ambas familias, lo que facilitó su disponibilidad y acceso a la menor, quien acudía continuamente a su domicilio".

El testimonio de la niña, definido en la sentencia como "espontáneo, franco, creíble y verosímil", relata que en una ocasión le mostró el pene con la excusa de que le bajara los pantalones para ayudarle a que se pusiera el bañador, o que en otra, mientras sus amigos lavaban a los perros, y con la excusa de que le ayudara a colgar unos cuadros, el condenado le grabó con su móvil sus partes íntimas.

Por estos hechos, se le ha condenado, como autor responsable de un delito continuado de abuso sexual, a cuatro años y un día de prisión, y a otro año por descubrimiento y revelación de secretos. En el fallo, destacan que se han tenido en cuenta como dilaciones indebidas los cinco años que se demoró el juicio.

Además, se le ha establecido una orden de alejamiento de 500 metros a la agredida, así como la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio durante cinco años.

También se le ha impuesto libertad vigilada durante seis años una vez salga de la cárcel, y se le ha inhabilitado para cualquier profesión relacionada con los menores por un periodo de tres años. Los magistrados también recogen que deberá participar en programas formativos de educación sexual.

En concepto de responsabilidad civil, el acusado deberá indemnizar a la víctima con 15.000 euros por los perjuicios morales causados, así como las costas procesales. Deberá pagar, además, una multa de 2.560 euros.

La sentencia no es firme y ha sido recurrida ante el Tribunal Supremo tanto por parte de la defensa del condenado como por la representación legal de la niña.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies