Condenado a siete años de cárcel uno de los ciudadanos chinos que intentó matar a un compatriota en un karaoke de Parla

Audiencia Provincial de Madrid, sala de juicios, juicio, sentencia, banquillo
EUROPA PRESS
Publicado 20/02/2018 12:36:24CET

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a siete años de cárcel a Xiaolei X. por intentar acabar con la vida de un compatriota durante una batalla campal en un karaoke de Parla en el año 2015.

Según han informado fuentes jurídicas a Europa Press, pese a que el juicio contra Xiaolei X. y otros tres ciudadanos chinos por su participación en esta riña estaba previsto para este martes, el condenado ya se sometió a la vista oral de forma independiente, donde se le aplicó esta pena.

Por otra parte, la Fiscalía Provincial de Madrid y la defensa de otro de los acusados, Yi Shan C., han llegado este martes a un acuerdo de conformidad por el que se le condene a tres años, seis meses y un día de cárcel. El acusado está cumpliendo condena por otro caso y cuando finalice la misma será expulsado del territorio nacional con la prohibición de regresar a España durante cinco años.

Las mismas fuentes han detallado que Long X., acusado de un delito de lesiones con instrumento peligroso, no se ha presentado a la sesión de este martes y está en busca y captura para dar cuenta a la justicia.

REYERTA

El escrito de acusación del fiscal señala que sobre las 2 de la madrugada del 21 de julio de 2015 un grupo de personas de nacionalidad china se encontraba celebrando una fiesta en el interior de un salón del karaoke 'Distrito 1' (anteriormente denominado 'El Cielo y El Mundo'), situado en la M408 a la altura de Parla.

Aproximadamente una hora más tarde Yi Shan C. y Long X. irrumpieron en la sala de forma "repentina y brusca", y tras impedir que uno de los invitados, también chino, siguiera bailando con una chica le empezaron a dar golpes y patadas hasta que cogieron varias botellas de cristal para golpearle "fuertemente" en la cabeza.

Pese a que uno de los invitados quedó tendido en el suelo, el resto del grupo abandonó la sala siendo perseguidos por Yi Shan C. y Xiaolei X., que poco antes había accedido al interior del karaoke. Ya en la zona de pasillos los dos acusados la emprendieron a golpes con otro de los invitados a la fiesta, que consiguió zafarse de sus agresores y emprender la huida.

En ese momento Yi Shan C. y Xiaolei X. aprovecharon para coger dos plantas de gran envergadura y le persiguieron con intención de golpearle. El invitado, sin embargo, consiguió eludir a sus perseguidores. Después Xiaolei X. cogió un extintor, se lo tiró a otro de los invitados y comenzó a golpearlo en el hall de entrada del local.

Poco después este mismo acusado se topó con el invitado a quien había perseguido antes con una planta. Ahora el invitado se encontraba de cuclillas contra la pared y de nuevo Xiaolei comenzó a propinarle puñetazos y patadas.

La víctima logró zafarse otra vez de sus agresores y consiguió llegar a una gasolinera próxima donde volvió a ser abordado por los acusados, incluido Zhiman Z., para seguir dándole patadas y puñetazos. Incluso uno de ellos (Yi Shan) cogió un cartel publicitario con el que golpeó en la cabeza a la víctima y le hizo caer al suelo.

Mientras tanto Xiaolei X. subió a un vehículo, se quitó la camiseta y sacó del maletero un objeto "alargado" y "punzante" que clavó hasta en dos ocasiones en el costado izquierdo de la persona a quien había abordado en la gasolinera.